«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Las asignaciones a las comunidades autónomas han variado entre 250.000 y 500.000 euros

El Gobierno ofrece a las regiones más de 36.000 euros al año (y un plus) por cada mena «acogido»

El Gobierno remite al Congreso el tratado de la ONU para establecer áreas marinas protegidas en alta mar - EP

Este miércoles en Tenerife, durante la conferencia sectorial entre el Gobierno y las comunidades autónomas, el Ejecutivo buscará convencer a las regiones de recibir a los menores migrantes no acompañados (menas) que se encuentran en Canarias mediante incentivos económicos. Esta iniciativa responde a una de las principales demandas del Partido Popular, que ha insistido al Gobierno en la necesidad de más fondos para garantizar una acogida adecuada.

Las autoridades han confirmado que cada menor recibirá más de 100 euros diarios, además de un incentivo adicional basado en el «esfuerzo» de cada comunidad. Este enfoque sigue el modelo acordado en la conferencia sectorial de Infancia y Adolescencia del 30 de septiembre de 2022, donde se establecieron criterios similares para el reparto de menores extranjeros.

El acuerdo de 2022 fijó un monto per cápita de 109,21 euros por plaza y día. Además, cada comunidad autónoma recibe una asignación adicional proporcional y progresiva en función del «esfuerzo estructural» realizado. En el pasado, estas asignaciones han variado entre 250.000 y 500.000 euros, según la cantidad de menores asignados.

El número de migrantes que recibirá cada comunidad se determinará considerando variables como la población, la tasa de desempleo, el ratio de menores migrantes por habitante y la dispersión geográfica. Este sistema ya fue acordado en septiembre de 2022 y el Gobierno espera que se convierta en una solución permanente para un problema recurrente.

Actualmente, Canarias enfrenta una crisis con alrededor de 6.000 menores migrantes no acompañados en centros saturados, y se espera que este número aumente a 11.000 durante el verano. Ante esta situación, el Gobierno propone que Canarias transfiera la atención de 3.000 de estos menores, aproximadamente la mitad, a otras comunidades autónomas.

El plan prevé que el reparto de estos menores se realice de manera escalonada durante los próximos 12 meses, una vez que la ley entre en vigor. Para los nuevos menores que lleguen a España, el traslado a sus comunidades de destino se realizará dentro de los 15 días siguientes a su llegada.

El Gobierno confía en que este enfoque, basado en acuerdos previos y en una asignación financiera equitativa, permita regular de manera efectiva y definitiva la acogida de menores migrantes, evitando así abordar el problema desde cero cada año.

+ en
.
Fondo newsletter