«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EN UNA COMISIÓN ORDINARIA

El PSOE pacta con ERC y Bildu investigar sólo la parte del caso Mediador que afecta a la Guardia Civil

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Europa Press
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Europa Press

El PSOE y sus aliados han rechazado este martes en la Junta de Portavoces del Congreso poner fecha al debate de la comisión de investigación planteada por el PP sobre el llamado caso ‘Mediador’ y las actividades del exdiputado socialista Juan Bernardo Fuentes Curbelo, que tuvo que dejar el escaño al ser investigado por la Justicia.

A cambio, los socialistas han pactado con sus socios que en las comisiones ordinarias del Congreso, la de Interior y la de Calidad Democrática, se analicen los contratos de obras de la Guardia Civil, ahora que la Justicia está investigando irregularidades en adjudicaciones a determinados empresarios (caso Cuarteles).

Incluso se podrían estudiar comparecencias para tratar ambos asuntos, y de entrada el PSOE ofrece la presencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de la directora de la Guardia Civil, la socialista María Gámez, para informar de las adjudicaciones del Instituto Armado.

Eso sí, la eficacia nunca es la misma si se escoge una u otra vía. La diferencia fundamental es que las comparecencias en una comisión de investigación son obligatorias, hay interrogatorios y mentir es delito.

En una comisión ordinaria, el exdiputado Fuentes Curbelo o el ‘Mediador’ no tendrían ninguna obligación de acudir al Congreso. Algo parecido ocurre con la petición de documentación, que si vienen de una comisión de investigación deben ser atendidas. Y, además, una comisión de investigación acaba con unas conclusiones exigiendo medidas y que se depuren responsabilidades.

A lo largo de este martes, los socios del Gobierno han ido dando distintas versiones para justificar su rechazo a que la Junta de Portavoces ponga fecha al debate de la comisión de investigación pedida por el PP sobre el caso ‘Mediador’.

Bildu empezó diciendo que, a cambio de rechazar la comisión del PP, su formación y ERC iban a pedir que esa investigación se ampliase a la contratación de la Guardia Civil, pero luego Esquerra habló de una comisión de investigación distinta y específica sobre el caso ‘Cuarteles’.

+ en
.
Fondo newsletter