«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

González, Aznar y ZP juntos: 'Antes que España se romperá Cataluña'

Encuentro histórico en la sede de Vocento. El grupo de comunicación ha conseguido reunir a los tres expresidentes del gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero en una mesa redonda en la que han hablado de democracia pero, sobre todo, de Cataluña.
Bajo el nombre ’40 años de democracia’ los tres representantes políticos han mantenido un trato cordial y han hecho una valoración sobre la historia reciente de España.
Felipe González ha sido el primero en advertir: «España sin Cataluña no es España, será otra cosa. Por tanto eso no se producirá», ha asegurado. El expresidente socialista ha subrayado que «existe un problema de convivencia y no de territorios»: «La primera fractura es la de Cataluña con los catalanes», ha señalado. El exlíder socialista también se ha referido a la enésima iniciativa de Carles Puigdemont.
En este sentido, ha afirmado que una propuesta de ley como la oficializada este martes es «extraña» en una cultura política como la catalana. Ni siquiera, ha añadido, sigue el cauce constitucional establecido para introducir reformas. Al contrario, sigue un cauce que conduce «a la desaparición de España» y como eso no va a ocurrir, ha sentenciado que el referéndum del 1 de octubre no tendrá lugar.
González ha indicado que este «problema» se puede analizar en tres niveles: el de las implicaciones penales, el de las consecuencias constitucionales, y el de la recurrencia al artículo 155 de la Constitución. Es un artículo «ambiguo», ha reconocido para puntualizar acto seguido que «afortunadamente» es así, ya que se «puede graduar».
Con todo, el expresidente del PSOE ha resumido que la situación se puede comenzar a analizar con la constatación de un «dato claro»: «Cataluña no será independiente».
A partir de ahí, ha abogado por llevar a cabo un proceso de diálogo que busque el consenso necesario para establecer soluciones de cariz político, a través, por ejemplo, de una subcomisión parlamentaria. Y no ha desechado la opción de la reforma constitucional, pero siempre y cuando se haya intentando antes el clima de consenso «suficiente».

Las palabras de Aznar

También Aznar y Zapatero han dedicado la mayoría de sus diferentes intervenciones al proceso independentista en el que está sumido Cataluña, cuyo Gobierno ha fijado fecha para el referéndum sobre la independencia, el 1 de octubre, y ha presentado ya la norma que daría estatus legal y legislativo a una Cataluña independiente.
Aznar ha asegurado que la estrategia y dinámica de los nacionalistas e independentistas catalanes «va a acabar demoliendo Cataluña» y ha apuntado que «antes que romperse España, se romperá» esta comunidad.
Según ha señalado, los objetivos en los que se han embarcado los nacionalistas e independentistas catalanes, cuyo último paso dieron ayer con la presentación del proyecto que daría cobertura legal a una Cataluña independiente, «va a acabar demoliendo Cataluña».
Porque no existe un problema de este territorio con el resto de España, ni viceversa, ni siquiera entre catalanes, pero sí «un problema de unos catalanes» al que hay que responder con la reafirmación de los valores de la democracia, de la legalidad y de la Constitución.
Precisamente de la Constitución ha dicho que es «un gran activo», no «un problema».
Por ello, ha señalado que para hacer reformas en ella hay que concretar primero qué se quiere cambiar, qué condiciones se dan para ello y qué grado de consenso recogería la propuesta. Si no se da ninguno de estos tres requisitos, Aznar ha opinado que se estaría produciendo «una pérdida de tiempo» cuando España no está ahora para debates de «magnitud ridícula».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter