«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
MÁS DE 4.000 ILEGALES HAN LLEGADO A CANARIAS EN ENERO

Guardias civiles se muestran escépticos ante el envío de medios a Mauritania: «No va a solucionar el problema de la avalancha migratoria»

Patera procedente de Mauritania. Rubén Pulido

La presión migratoria no cesa en el archipiélago canario y marca el peor comienzo de año desde que se consolidan datos. Sólo durante el mes de enero ya se han sobrepasado los 4.000 inmigrantes ilegales y la llegada de cayucos es permanente. Es por ello por lo que el Ministerio del Interior ha asumido el actual efecto llamada en Canarias y planea el envío de recursos humanos y materiales a Mauritania.

Según la información a la que ha tenido acceso LA GACETA, el Ministerio del Interior lleva varias semanas mirando hacia la salida masiva de cayucos desde puertos mauritanos y planificando una visita al país para ofrecer más agentes de la Guardia Civil y el envío de recursos materiales para tratar de frenar la inmigración ilegal en Canarias.

Este tipo de operativos ya se llevaron a cabo en Senegal, tras un mes de octubre en el que más de 90 cayucos llegaron al archipiélago canario partiendo desde áreas cercanas a Dakar. La salida de estos cayucos disminuyó en los meses de noviembre y diciembre, pero esto no detuvo la llegada de inmigrantes ilegales a Canarias y supuso un cambio de operatividad en las mafias que finalmente trasladaron sus redes a Mauritania ante la dificultad de partir desde el litoral senegalés.

Así, un dispendio económico de estas características se encuentra con la oposición de cierto sector crítico en las filas de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva (JUER) de la Guardia Civil, que transmiten a este medio que este tipo de operaciones es una solución temporal y no definitiva al problema de la inmigración ilegal que están sufriendo las Islas Canarias.

Tras el fatídico octubre, la llegada desde cayucos desde Senegal mermó. Se incrementó la vigilancia de la Guardia Civil en origen y descendieron las salidas desde costas senegalesas. Noviembre cerró con apenas una decena de cayucos que registran su origen en el litoral del país africano, pero más de una veintena partieron desde Mauritania, según datos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras (CGEF) de la Policía Nacional.

En diciembre un total de 48 cayucos llegaron al archipiélago canario con más de 3.000 inmigrantes ilegales. El origen de los casi 50 cayucos fue Mauritania, así el despliegue de recursos en Senegal solucionó el problema desde allí, pero no solucionó el problema de la inmigración ilegal en Canarias. Y este es el argumento que maneja cierto sector crítico en las filas de la Guardia Civil, que según transmiten a este medio estiman que las medidas deben implementarse en el destino final de la inmigración y no en el origen, ya que las mafias siempre encontrarán un punto desde donde actuar si la protección de fronteras en España no es firme.

Más de el 80% de las entradas de ilegales en Canarias durante el mes de enero han encontrado su origen en el litoral de Mauritania, según fuentes de la CGEF. Medio centenar de cayucos partieron desde costas mauritanas, por ello el Ministerio del Interior ahora planifica un despliegue de agentes y recursos materiales en el país africano que únicamente no supondrá una solución a la avalancha migratoria que sufren las Canarias.

+ en
.
Fondo newsletter