'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

‘Sólo se visibiliza cuando un hombre maltrata a una mujer pero, ¿y al revés?’

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género ha sido aprobado este viernes. Los partidos políticos han conseguido llegar a un acuerdo en esta materia para impulsar más de 200 nuevas medidas con un presupuesto de más de 1.000 millones de euros. Sin embargo, no todos se han mostrado satisfechos con la resolución final.
Controversias sobre los nuevos términos que deberían incluirse dentro de la definición de violencia de género o iniciativas que no han conseguido aparecer plasmadas en el papel son sólo algunos de los puntos que se debatirán en los próximos meses.
También los votos particulares que presentó este jueves el PSOE en los que se pedía que se incluyera dentro del pacto la reforma de la ley del aborto respecto a las menores o que se definiera a la gestación subrogada como un tipo de violencia.
Pero si hay algún colectivo que ha mostrado su rechazo profundo hacia algunas de las reformas planteadas ha sido el de las asociaciones que se encargan de luchar contra proliferación de denuncias falsas por malos tratos.
«Vaya por delante que hay que proteger a cualquier víctima de cualquier tipo de violencia pero nosotros preferimos hablar de violencia intrafamiliar y no de violencia de género», señalan desde la web malostratosfalsos.com en la que apuntan a que no creen en estas nuevas medidas, -muchas de ellas ya están en vigor-, y señalan que simplemente suponen una vuelta de tuerca más a la Ley contra la violencia de Género.
Una de las medidas que más han indignado a este colectivo es la que permite a la presunta víctima recibir una ayuda del Estado sin estar obligado a presentar una denuncia. “Si una chica no tiene cómo pagarse la carrera puede ir a una asociación feminista, decir que su pareja le maltrata, y tener acceso a una beca en las mismas condiciones que cualquier otra persona de su edad”, señala Jesús Muñoz, director de la página web.
Además, también ha querido cuestionar la conocida afirmación que apunta a que “cualquier hombre, sólo por el hecho de serlo, ya es violento”. “Me niego a pensarlo. No es así. Por desgracia sólo se visibiliza cuando un hombre maltrata a una mujer pero se olvida cuando el hombre es el maltratado”.
Tampoco aprueba que ahora se considere como violencia de género a toda violencia ejercida a una mujer aunque no sea en el marco de una relación sentimental. “Si me doy un golpe con el coche con una mujer y me enfrento a ella en la típica discusión de tráfico ella podrá ahora denunciarme por violencia de género”, advierte Muñoz antes de cuestionar la medida por la que un hombre puede perder la custodia compartida si la madre de sus hijos interpuso una demanda contra él.
Es más, también ha hecho una reflexión para La Gaceta sobre la medida que impedirá a los hijos visitar al padre en prisión. “Depende mucho del caso. Lo veo normal en el caso de que haya sido probado que ha maltratado física o psicológicamente a su mujer o que desgraciadamente haya acabado con su vida. Pero, recordemos al señor de Valencia que fue condenado por violencia de género por soltar una ventosidad frente a su mujer en una discusión. Tuvo que pagar una multa pero ¿qué hubiera pasado si llega a entrar en prisión? ¿tampoco hubiera podido ver a sus hijos?”, pregunta para después concluir que la violencia de género “tiene muchos matices”.
“Nos hemos escandalizado hasta el extremo. Yo no me puedo creer que todos los hombres seamos maltratadores en potencia”, ha insistido.
Por su parte, Francisco Zugasti desde Projusticia realiza las mismas reivindicaciones. “Muchas de estas medidas no son nuevas. Solo que ahora damos un paso hacia atrás: con un simple informe de una asociación feminista en el que se dictamine que una mujer es maltratada ya puede acceder a todo tipo de ayudas sociales”, señala para recalcar que esta propuesta lo único que va a provocar es el aumento de denuncias falsas.
Asimismo, Zugasti ha cuestionado que a todo “se le llame ahora violencia de género” y que todas estas medidas no hayan contribuido hasta el momento a reducir el número de víctimas. “Se está haciendo mal. La mayoría de las mujeres que han sido asesinadas no habían presentado denuncia y las patrullas que pretenden promover en los ayuntamientos para detectar presuntos casos se crean para colocar a los amiguitos”, ha señalado.

Leer Más…

Las medidas más polémicas del pacto de violencia de género

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter