«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La humillante imagen de Llarena que ha compartido la fiscal de Tarrasa

«Estas son las cosas que, lógicamente, de alguna manera, hay que combatir», ha dicho el periodista Carlos Herrera.


El periodista Carlos Herrera se ha referido este martes en su programa en COPE a la humillante imagen del juez Pablo Llarena, que investiga el «procés» en el Tribunal Supremo, que ha compartido la fiscal sustituta en Tarrasa (Barcelona).
En la imagen a la que se ha referido aparece el juez con la cara totalmente roja, con una mano marcada y con la estelada separatista.
«Estas son las cosas que, lógicamente, de alguna manera, hay que combatir. Y también por estas cuestiones hoy están de huelga jueces y fiscales», ha añadido.
Se ha referido Herrera a la huelga convocada por las siete asociaciones profesionales del sector este martes y que han secundado un total de 2.294 jueces – el 42 % de la carrera judicial- y 1.264 fiscales -el 51 % del todo el colectivo-, según el comité de huelga. Ha sido la primera que celebran de forma conjunta en defensa de mejoras laborales y más independencia.
Las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales han suscrito un comunicado conjunto en el que han justificado la huelga ante su «profundo malestar» con todos los responsables del sector, de los grupos parlamentarios al Gobierno y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por la «dejación y abandono» en el que se encuentra este servicio público.
El juez decano de Madrid, Antonio Viejo, ha resumido el sentir de las organizaciones profesionales al asegurar que lo que persiguen es «un cambio real para la mejora de la Justicia, que sea la que los ciudadanos del siglo XXI requieren» y con los medios y recursos necesarios para garantizar la calidad.
El portavoz de Jueces y Juezas para la Democracia, Ignacio González Vega, ha confiado en que el «mensaje» llegue a sus interlocutores, después de recibir durante meses de negociaciones «la callada por respuesta». «Que conozcan el malestar de las carreras, no solo por el sueldo, como algunos quieren presentar, lo que queremos es que los ciudadanos puedan tener una justicia acorde con un estado moderno y democrático como el español», ha recalcado.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter