«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
COBRA LO MISMO QUE UN ABOGADO DEL ESTADO

La asesora de imagen de Pedro Sánchez les cuesta a los españoles 55.000 euros al año

Magdalena Pérez, la carísima asesora de imagen de Pedro Sánchez. RRSS.
Magdalena Pérez, la carísima asesora de imagen de Pedro Sánchez. RRSS.

De los 390 asesores a dedo que forman la cohorte de Pedro Sánchez y Félix Bolaños, hay una que destaca especialmente en las últimas semanas tras darse a conocer sus funciones. Se trata de Magdalena Pérez, la asesora de imagen personal de Sánchez, que este lunes vuelve a acaparar titulares tras revelar Vozpópuli en exclusiva el sueldo mínimo de esta periodista especializada en el sector de la belleza que trabaja también para los prestigiosos centros de estética de Carmen Navarro.

Según el periódico, Pérez, asesora de Sánchez desde septiembre de 2021, cuenta desde su nombramiento completamente arbitrario con un contrato de la categoría A1, y un complemento de destino N30 más otro fijado en 21.490,84 euros. Es decir, la asesora de imagen de Sánchez cobra un mínimo anual de 54.293 euros al año, lo mismo que un abogado del Estado. Esta retribución, además, puede ir aumentando según vaya sumando antigüedad. El nombre oficial de su puesto, como se aprecia en el contrato al que ha accedido Vozpópuli es el de «Vocal Asesora de la Unidad de Logística Informativa».

Pérez, al contrario que su otra jefa, no es esteticien sino periodista. No es la encargada de elegir la ropa o el maquillaje del presidente del Gobierno, como ella misma explicaba hace unos meses al ser preguntada por un periodista. Trabajó en Telemadrid antes de dedicarse a la comunicación de centros de estética y se encarga de aspectos técnicos como la iluminación ante las cámaras o los medios necesarios para que Sánchez aparezca perfecto en las entrevistas. Sí se especula con que haya podido aconsejarle en los más que evidentes retoques que se ha realizado Sánchez en los últimos años, como los tratamientos para mejorar las cicatrices del acné, el bótox, o según afirman algunos expertos, los hilos tensores.

Es una de las habituales en el Falcon en el que el presidente se desplaza casi a diario con su equipo más cercano, y lo acompaña a prácticamente todos sus desplazamientos al exterior, por ejemplo en su polémico viaje a Israel.

+ en
.
Fondo newsletter