«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La CUP coloca un cartel de 'stop fascismo' frente a la bancada de Ciudadanos

La diputada de la CUP en el Parlament Natàlia Sànchez ha pegado un cartel con el mensaje «Stop Fascism» ante los escaños de Ciudadanos, justo donde estaba situado un lazo amarillo que había retirado Carlos Carrizosa.

Al finalizar su intervención desde el atril del Parlament durante el debate sobre las cuentas de 2014 de la Generalitat, y cuando volvía a su escaño, Sànchez ha colocado el cartel con cinta adhesiva justo sobre el escaño donde había estado situado anteriormente el lazo amarillo, precisamente bajo los escaños de Inés Arrimadas y Fernando de Páramo (Cs).
El diputado del PPC Santi Rodríguez, que en ese momento se dirigía al atril, ha hecho el gesto de retirarlo, pero ha sido la diputada de Cs Sonia Sierra quien finalmente lo ha quitado y lo ha guardado doblado.
En el cartel se podía leer el mensaje en inglés «Stop Fascism», acompañado de la frase, en catalán, «basta de agresiones, ni aquí ni en ninguna parte».
Una situación que se ha dado en una mañana marcada ya por la polémica después de que el presidente del Parlament, Roger Torrent, suspendiera temporalmente el pleno después de un rifirrafe con Carrizosa, al que ha instado, sin éxito, a volver a colocar en la bancada del Govern aún no constituido un lazo amarillo que había retirado entre protestas.

Torrent suspende el pleno y abronca a Ciudadanos por retirar un lazo amarillo


De hecho, la diputada de la CUP Natàlia Sànchez ha hecho alusión al incidente con el lazo amarillo durante su intervención desde el atril en el debate sobre las cuentas de 2014, donde ha acusado a Cs de «avalar y dar alas a la ultraderecha violenta» por retirar el lazo.
«Debería darles vergüenza, tienen una responsabilidad muy elevada. Están demostrando que no saben ganar», ha dicho Sànchez, que les ha reprochado su «cruzada contra el color amarillo».
Por parte de Cs, Carrizosa ha tachado de «intolerables» las palabras de la CUP y ha respondido que el fascismo «es todo aquello que conlleva supremacismo y xenofobia y hace del espacio público como si fuera un espacio ideológico sin respetar las ideas de todos».
Y ha pedido que «se respete la neutralidad de los bancos del gobierno»: «Queremos que se regule que los bancos del Govern demuestren la neutralidad que la institución merece», ha zanjado el dirigente de Cs.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter