«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Con la abstención de Isabel Díaz Ayuso

La presión de VOX a Ayuso permite tramitar la derogación de la ley trans de la Comunidad de Madrid

La portavoz de VOX en la Asamblea de Madrid. Alberto Ortega / Europa Press

La Asamblea de Madrid tramitará la derogación de la Ley de Identidad y Expresión de Genero e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid, conocida como ley trans, después de que la presión de VOX al Partido Popular haya propiciado que ambos partidos votasen a favor de la consideración parlamentaria de la norma, con la abstención de Isabel Díaz Ayuso.

Durante el debate de la propuesta, la portavoz de VOX, Rocío Monasterio, ha recordado al PP que llevan años relatando los efectos que tiene su normativa en los niños, algo que se «ha aprobado igual por Sánchez y sus secuaces» y les ha instado a derogarla.

«¿De qué lado están? En Vox lo tenemos claro. La ley trans basa sus artículos en la autodeterminación de género y relega la identidad biológica. Hoy las mujeres estamos más desprotegida que nunca (…) La Ley Trans impone que se informe a nuestros niños que no existe el sexo con el que lo nacieron», ha lamentado.

Se trata de una iniciativa que se aprobó bajo el mandato de la expresidenta Cristina Cifuentes en 2016, al prosperar la iniciativa impulsada por PSOE, Podemos y Ciudadanos con la abstención del PP que con el tiempo adoptó la norma como propia.

A pesar de ello, la diputada del PP Elisa Virgil ha hecho hincapié en que esta ley no recibió el apoyo de su partido «no por no creer en la necesidad de ayudar y proteger a las personas trans» sino porque era «una mala ley», una norma «deficiente tanto desde el punto de vista técnico-jurídico como el contenido de varios de sus artículos».

Sin embargo, Virgil ha avisado a VOX, al igual que lo hizo Ayuso, de que los tiempos no dan para hacerlo durante esta legislatura.

+ en
.
Fondo newsletter