«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El PSOE quiere incluir el laicismo en la Constitución

Ha desvelado en un documento interno los asuntos que quiere incorporar en la Carta Magna a través de la reforma constitucional.


El PSOE ha desvelado en un documento interno los asuntos que quiere incorporar en la Carta Magna a través de la reforma constitucional.
La formación, que hace hincapié en «su compromiso con los valores y principios constitucionales» y señala que la Constitución «ha permitido el periodo más brillante, fecundo, pacífico y duradero, en términos democráticos, de la historia de España», defieende «su necesaria actualización y su reforma a partir de un renovado pacto social y político».
La formación pretende incluir el principio de «laicidad», el matrimonio gay, el reconocimiento de los derechos de los colectivos LGTBI, y el mal llamado «derecho a la muerte digna», aunque sobre el último punto no concreta si se refiere a la posibilidad de rechazar tratamientos médicos o a la eutanasia. Apuesta asimismo por «transitar» de la «aconfesionalidad» a la «laicidad del Estado», aunque casi tres cuartas partes de los españoles -el 70%, según el CIS- digan que son católicos, según el documento presentado a principios de este mes de diciembre tras una reunión con expertos constitucionalistas y titulado Nuevos derechos para un nuevo pacto constitucional,
En su 39 Congreso, el PSOE ya se comprometió a eliminar «los privilegios de la Iglesia Católica» y exigir el pago del IBI, y aseguró que su idea es apostar por la «neutralidad religiosa». «Es cuestión de defender el Estado laico», añadió. También se planteó acabar con los funerales de Estado católicos, aunque esta cuestión la han aplazado.
Cabe señalar que el Congreso aprobó el pasado mes de junio una moción instando al Gobierno a presentar un proyecto de Ley de libertad religiosa para sustituir a la actual y «avanzar hacia una sociedad más laica» a propuesta de ERC. Los partidos de la oposición -salvo Ciudadanos- pidieron que todas las instituciones del Estado mantengan «una actitud de neutralidad religiosa» y aseveraron que la Ley de Libertad Religiosa de 1980 ha quedado «obsoleta» y, por tanto, es «necesaria una nueva ley que proteja la libertad ideológica, religiosa y de culto y fomente la laicidad». Sin embargo, la actual Ley en su artículo 1.2 señala que las creencias religiosas» no constituirán motivo de desigualdad o discriminación» y en su artículo 1.3 establece que «ninguna confesión tiene carácter estatal».

¿Laicismo o cristianofobia?

El celo que tiene el PSOE con la religión católica no lo tiene con el Islam. Por ejemplo, los dirigentes socialistas son los primeros en felicitar el Ramadán a la comunidad musulmana, mientras no se les conoce felicitación a los católicos en Navidad o en la Pascua de Resurreción. «Un gran abrazo a toda la ciudadanía de confesión musulmana, en especial a la española, en este mes de reflexión y solidaridad», escribió el pasado mes de mayo Pedro Sánchez a través de su cuenta de Twitter.
Sánchez en Semana Santa ya censuró las banderas a media asta en las instalaciones militares tras la muerte de Jesucristo, una medida que cuenta con la jurisprudencia positiva del Supremo y Constitucional, que señalaron que la celebración de fiestas religiosas no ataca a la aconfesionalidad del Estado, y en su campaña para las Primarias ratificó su compromiso de derogar los acuerdos con la Santa Sede y exigió que la asignatura de Religión deje de ser evaluable.
Precisamente este jueves un grupo de personas se han concentrado esta mañana frente al Congreso de los Diputados al grito de «fuera la religión de la escuela» y han entregado poco más de las 50.000 firmas recogidas por Europa Laica para exigir la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede firmados en 1976 y 1979. Los manifestantes han considerado que esos acuerdos «vulneran el principio democrático de la separación entre Iglesia y Estado». El PSOE les ha mostrado su apoyo.
Asimismo, se ha conocido que la Religión sigue en el guión sobre el que los partidos van a trabajar para lograr el Pacto Social y Político por la Educación. La portavoz socialista María Luz Martínez Seijo ha manifestado que la posición de partida de su Grupo Parlamentario es la resolución del 39 congreso socialista, que señala que la religión debe de estar fuera del currículo escolar y del horario de los centros. «Esa es nuestra postura de salida, y después veremos cómo transcurre la negociación, porque en un pacto todos tenemos que ceder para llegar a un acuerdo», ha dicho.
Leer más…

Cañizares denuncia la cristianofobia que caracteriza los últimos tiempos

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter