'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El líder de la CUP admite que 'hay personas que defienden la lucha armada'

El partido antisistema lleva en sus listas a Carles Sastre, que ató una bomba al pecho de Bultó.


Carles Riera, candidato de la CUP a la presidencia de la Generalitat, ha admitido que en el seno de la formación antisistema hay personas que «defienden la lucha armada».  «Todos los cambios democráticos que se han producido en la historia han pasado por la desobediencia», ha justificado.
Al ser interpelado sobre la presencia de Carles Sastre, convicto y amnistiado del asesinato de Bultó, Riera se defiende: «Está en nuestra lista como militante sindical destacado, porque refleja la pluralidad de la CUP en la cual conviven personas y colectivos de pacifismo de estricta tradición gandhiana, como yo, junto con otros que legitiman la lucha armada de los pueblos».
Dolca Catalunya ha recordado que el líder de la CUP «trata de ocultar su pasado batasuno y proterrorista para colarnos que a él siempre le ha ido Gandhi». Sastre ha asegurado que la CUP apuesta por «la acción contundente no violenta».
«Desobedeceremos al Estado, resistiendo su intervención y legislando desde la república. Sabemos que generará un conflicto continuo y de tensión permanente», ha aseverado.

‘La vía democrática no es posible’

El exdiputado de la CUP en el Parlament David Fernàndez ha asegurado en Girona que «la vía democrática dentro del Estado Español es imposible» y ha defendido que «la unilateralidad es una imposición y es la única vía que nos dejan para construir república».
En un mitin de la CUP celebrado en la Fira de Girona, Fernàndez ha criticado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por pedir ayer el voto para el PPC con el argumento de que es el partido que ha «descabezado» a ERC y Junts per Catalunya, y el único que puede «seguir liquidando el independentismo».
«Este lenguaje bélico y quirúrgico recuerda a la época más gris y más triste de España», ha insistido, antes de apuntar que Sáenz de Santamaría se encuentra «en el túnel del tiempo fardando de estar regentando Cataluña a través de una dictadura».
A su juicio, «la lucha para construir república será larga y dura, pero ahora ya hemos protagonizado la mayor lucha democrática del sur de Europa».
 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter