'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

'Navarra está entregada a las políticas del nacional-abertzalismo'

Margari Alonso.

De la manifestación del día 2 en Pamplona para reclamar una política lingüística justa y de la urgencia de evitar la entrega de Navarra al nacionalismo vasco hablamos con Margari, mujer, madre y ‘tuitera’, que se niega «a caer en el peor de los errores: el silencio».

Lo primero que hace Margari Alonso (@mgarit en Twitter) al recibir la llamada de La Gaceta es sorprenderse. Le sorprende que le propongamos una entrevista – “no tengo tantos seguidores en Twitter”, dice con modestia-. Pero la cantidad casi nunca fue más importante que la calidad y lo que sí reconoce Margari es que las innumerables denuncias con las que alerta de la batasunización de Navarra están repletas de rigor. Datos contrastados, consultas al INE, artículos de la Constitución…
Reitera varias veces durante la charla que no quiere ofender a nadie personalmente y lamenta que el día que calificó de «malos navarros» a quienes quieren venderla al País Vasco, éstos se lo tomaran como un insulto: “No me meto en si son buenos maridos, buenos padres… yo me refiero a lo político”.
Dice que no puede evitar denunciar lo que pasa en su Navarra natal porque le duele y, del mismo modo que ella viajó a Barcelona para manifestarse por la españolidad de Cataluña, reclama la atención de los españoles por lo que está pasando en su Comunidad. “Ahora tengo la sensación de que sí nos miran un poco más”, reconoce aliviada. De eso, de lo que ocurre en Navarra, de la manifestación que el día 2 recorrerá las calles de Pamplona para reclamar una política lingüística justa, y de la necesidad de acudir a las urnas para evitar la entrega de Navarra al nacionalismo vasco hablamos con Margari, una mujer amante de la música y la lectura, madre, empedernida ‘tuitera’ y que, como describe el poema de Walt Whitman, se niega a caer en el peor de los errores: el silencio.
-Su cuenta, @mgarit, es el azote de quienes quieren batasunizar Navarra. ¿Por qué dedicar el tiempo a esto, por qué la denuncia?
Lo hago desde el corazón y con verdadero sentimiento. Escribo lo que siento -todo con rigor, todo contrastado con datos, estudios oficiales…- porque sufro mucho viendo lo que el nacional abertzalismo, como yo lo llamo, está haciendo con Navarra.
A veces siento aburrir a los que tienen la paciencia de leerme, pero cada semana, cada día, hay una noticia peor. Y lo cuento porque a veces he tenido la sensación de que el resto de España ha prestado poca atención a lo que pasa aquí, en ocasiones sorprende el desconocimiento que hay.
-Cuente, entonces, ¿qué pasa en Navarra?
Navarra es una Comunidad muy pequeña, con muy pocos habitantes (641.345), pero es una tierra muy grande en todos los aspectos: el cultural, el artístico, por sus paisajes… es una tierra maravillosa. Una tierra que tiene, además, una historia que es también la historia de España. Sin Navarra España no puede entenderse y viceversa.
Y la están destrozando… El nacionalismo no sólo manipula la Historia, que ya es grave, sino que acaba con el futuro de Navarra. Por eso tuiteo; para contar lo que pasa.
-¿Cómo explicar la situación que vive Navarra a quienes no estamos allí?
Me extendería mucho si contara lo que ha pasado en los tres años que llevan gobernando [desde 2015 Navarra está presidida por Uxue Barkos, de Geroa Bai, y en su equipo de Gobierno hay representantes también de EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezquerra], pero diré que entonces los resultados electorales dieron casi el 50% de los votos al bloque nacional abertzale del PNV y Bildu, apoyado por Podemos e IE, frente al bloque constitucionalista. Creo que eso refleja la brecha social que se vive.
Navarra es diversa y hoy está partida en dos. Y eso, claro está, se traslada a la convivencia. El Gobierno gobierna sólo para los suyos. Es el nacionalismo que excluye, que aparta y que mina la libertad. Eso se refleja en la política que están llevando a cabo. Hay varios ejemplos.
– Vamos a por ellos…
El primero, la derogación de la Ley de símbolos para que la ikurriña pueda ondear. El año pasado salimos a la calle miles y miles de navarros en protesta. ¿Qué pasó? Nos llamaron fachas y fascistas.

-Más ejemplos de esa división…
Se ha llevado a cabo una política de imposición del euskera, cuando ni el 7% de la población lo habla. Se han aprobado normas injustas y discriminatorias en Sanidad, Educación, en las empresas… Por eso el día 2 de junio la sociedad civil volverá a salir a la calle a reivindicar una política lingüística justa. Animo al que me lea a que acuda, nos llamen lo que nos llamen.
-Habla también de lo que pasa en la Educación.
Navarra era líder en la implantación de enseñanzas en inglés. Con la nueva política lingüística lo someten a un acoso permanente. Y se ha derogado la normativa que negaba subvenciones a los libros de texto que falsearan la realidad institucional de Navarra. Así, por ejemplo, hoy se permite que los escolares estudien mapas que no son reales.
En la cuestión de progreso, se ha tratado de paralizar todo lo que se puso en marcha. El Canal de Navarra, que es fundamental para la industria agroalimentaria, tan importante aquí, o el tren de Alta velocidad, por ejemplo. Navarra era una Comunidad atractiva para la inversión y hemos dejado de serlo. Éramos líderes y, en fin, ahora no hay más que escuchar a los empresarios, lo dicen ellos mismos…


-¿La cuestión económica? ¿Qué puede decir en ese sentido?
Cuando llegó este Gobierno la tasa de paro en Navarra era del 12,5%. Ahora ha bajado 2 puntos, eso es innegable. Pero es que en el resto de España ha bajado seis, así que estamos ante un fracaso porque antes éramos líderes en casi todos los rankings socioeconómicos. En tres años eso se ha acabado, en casi todos estamos por debajo de la media. Y luego hay un aspecto especialmente doloroso.
-¿Cuál?
Se ha tratado de blanquear a ETA, de ocultar la historia del terror vivido en Navarra por el terrorismo etarra. Las propias víctimas se han sentido ofendidas por determinadas actitudes de este Gobierno, hasta el punto de asociarse. Desconfían del Gobierno, y no les falta razón. Es que están gobernando los mismos que justificaban los asesinatos de sus padres, hijos o hermanos. Eso, el hecho de que esté gobernando Bildu, es para mí lo peor de todo. Recuerdo que hace unos meses se supo que el Gobierno de Navarra había financiado un estudio que mostraba como víctimas a los asesinos de Jesús Ulayar. ¿Cómo no se va a contar esto? ¡Hay que contarlo! Que se entere España de lo que pasa aquí, ¿no?
-Sí. Aquí puede contarlo. 
El terrorismo de ETA y todo su entorno, sus gestoras, el odio que han sembrado ha dejado huella en algunos pueblos donde aún sigue habiendo recelo a decir que eres de UPN, por ejemplo. Es llamativo, de hecho, que en algunos pueblos del norte solo se presente Bildu a las elecciones municipales mientras que al Parlamento en las elecciones forales la gente vota a UPN. Vemos sitios en los que se pega una paliza a la Guardia Civil o a sus novias. Es el odio sembrado.
-Lo que ocurrió en Alsasua, entonces, ¿no es una excepción?
El clima social es tenso. Hay pueblos en los que, si vas, no actúas con libertad. No entras a tomar un café porque vas con gente de UPN o del PP. Vemos en las plazas a niños jugando con anagramas de ETA al lado… Para mí vivir en libertad es básico y creo que en algunos pueblos esa libertad no existe. Por eso espero que en las próximas elecciones forales la gente vaya a votar. Hubo un 30% de navarros que no votó… y creo que aún estamos a tiempo de reparar todo este desaguisado. Entre todos se puede.


-Cuando habla de desaguisado…
Me refiero a que aquí el nacionalismo es anexionista. Gracias a la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución, gracias a esa cesión al PNV, se establece un procedimiento de anexión de Navarra al País Vasco. La Comunidad Foral está en peligro de desaparecer. Es triste, pero es así. Por eso quien no va a votar porque ‘pasa de la política’, es responsable de lo que está pasando.
-Hablando de votaciones. El Gobierno de Navarra fue democráticamente elegido… ¿es un reflejo fiel de la sociedad o es injusto que Uxue Barkos represente hoy al pueblo navarro?
Estamos en un estado democrático de derecho con plenas garantías para votar libremente y en secreto, así que en ese sentido nada que decir. Pero sí hay mucha gente que no se interesa por la política y, el no ir a votar desemboca en lo que están haciendo y lo que pueden hacer. Uxue Barkos ha reconocido ser una presidenta nacionalista en una Comunidad que no lo es, y con su comportamiento lo está demostrando. Tenemos un gobierno dirigido por el PNV y Bildu, [Andoni] Ortúzar [presidente del PNV] y [Arnaldo] Otegi [coordinador de EH Bildu] vienen cada dos por tres a Pamplona a decir a los suyos lo bien que lo están haciendo. Las políticas tienen un claro carácter nacional-abertzale, con todo lo que esto implica de discriminación, sectarismo, injusticias… Esta misma semana hemos asistido a unos hechos que son muy significativos.


-¿A cuáles se refiere?
El primero a la declaración institucional conjunta de los gobiernos vasco y navarro, por primera vez en la democracia, a propósito y sacando rédito de la pantomima del fin de ETA.
-¿Qué piensa, por cierto, de ese anuncio de disolución?
Que ETA acabará cuando todas y cada una de las víctimas se sientan amparadas por la justicia -en Navarra hay muchos casos sin resolver- y cuando todos y cada uno de los que han tenido vinculación con ETA abandonen las instituciones.
-Clarísimo. Decía que había varios hechos significativos. ¿Cuál es el otro?
Iñigo Urkullu incluyendo a Navarra en Euskal Herria como un ente político, jurídico e institucional. Eso es un ataque, una afrenta, una vergüenza. ¿Cómo no lo voy a poner en twitter si me duele? Es una pena. Están acabando con muchas cosas más rápido de lo que yo creí hace tres años.
-¿Cómo ve ahora el futuro de Navarra?
Barkos trabaja con los objetivos anexionistas. El escudo vasco, por ejemplo, tiene cuatro cuadrantes. El cuarto, hasta el año 1985, cuando el Gobierno de Navarra recurrió al Constitucional, contenía las cadenas de Navarra. Lo tuvieron que quitar, pero lo tienen en rojo, esperándonos… Su objetivo es la anexión de Navarra.
-Margari más allá de Twitter. ¿Quién es, a qué dedica el tiempo libre?
Soy una de esas personas que no escribe su biografía en Twitter, porque no me gusta mucho hablar de mi vida personal. Pero de mí puedo contar que soy muy curiosa para la historia y la literatura. También soy ecléctica para la música, excepto la música electrónica que machaca el cerebro me gusta toda la música. También compongo alguna canción al piano… pero mal, sólo toco cuando estoy sola para no molestar a nadie. La televisión la enciendo pocas veces… no he visto nunca un debate de La Sexta, por ejemplo. Si juega el Real Madrid sí la enciendo. Y alguna serie. Los fines de semana me gusta lo normal: pasear, estar con la familia y disfrutar en casa. Y viajar siempre que se puede. Y, hablando de viajar, a menudo me escapo a ver algún museo o a alguna ciudad de las maravillas que tenemos en Navarra. Nunca terminas de verlo todo. somos muy afortunados con el patrimonio que tenemos.
-Una última reflexión para terminar esta entrevista…
Leía el otro día un poema de Walt Whitman. Somos seres llenos de pasión, dice; la vida nos convierte en protagonistas. Hay que cambiar las cosas en la medida que podamos, por la libertad y por un futuro mejor. Y por eso en Twitter no me callo.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter