«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
MARCHA POR LA VIDA

Miles de personas marchan en Madrid contra la cultura de la muerte y en defensa de nacidos y no nacidos

Marcha por la vida en Madrid. Europa Press

Miles de personas han participado este domingo en Madrid en la marcha para defender a los «nacidos y no nacidos», bajo el lema Sí a la vida, organizada por la Plataforma Sí a la Vida, en un acto en el que han proclamado que «no hay personas que tengan menos valor por razón de su salud o capacidad».

La marcha, que ha comenzado a las 12.00 horas en la calle Serrano de Madrid hasta el Paseo de Recoletos, ha congregado a más de 35.000 personas, según la organización.

El acto ha estado presentado por Marcel García y Leticia Salinero y han señalado que la «vida es un regalo» y han pedido a los políticos que «defiendan y cuiden» la vida. «La vida es un regalo con todas sus circunstancias y en todas sus etapas desde su concepción hasta su fin natural. Estamos aquí para reivindicar el derecho a la vida de todas las personas», han señalado.

Al finalizar la marcha, un grupo de personas han leído un manifiesto en el que han rechazado «todas las leyes y prácticas que atentan contra la vida, dignidad de las personas o contra la naturaleza humana». «Se debe cambiar la mentalidad eugenésica y el abandono de quienes necesitan más atención y cuidados. Es hora de desenmascarar los horrores, los negocios e ideologías que sustentan a la cultura de la muerte», han afirmado.

Los presentadores del acto han criticado que en España se destinen sólo 20 millones de euros a apoyar a la mujer embarazada, mientras que se destinan 40 millones en financiar el aborto. «En España, se han producido ya más de dos millones y medio de aborto. Las políticas van llevando a la sociedad hacia un cambio generacional negativo. Actualmente, nace menos gente de la que está muriendo», han destacado.

Los asistentes han portado carteles con los mensajes ‘Gracias mamá, por dejarme nacer’; ‘El embrión es un ser humano’; ‘Escucha el latido, te digo que estoy vivo‘; ‘El derecho a la vida para todos sin excepción’; o ‘Los jóvenes decimos sí a la vida’. También se han gritado, en varias ocasiones, algunos cánticos ‘Sí a la vida‘ o ‘Viva la vida’.

El acto ha contado con testimonios de familias que tienen algún allegado con alguna enfermedad o discapacidad, como el caso de Paloma Zafrilla, que ha contado el caso de su hermano Carlitos, quien padece un 96% de discapacidad.

«Carlitos tiene 26 años y es como un niño de seis meses. No anda, no habla, no se comunica. Lo que sí que hace es sonreír y quejarse. No hay mayor vida que lo que hay en mi casa, especialmente por mi hermano. La unión que tenemos y el amor que nos ha hecho», ha señalado.

Asimismo, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de «todos esos niños que no llegaron a nacer, en recuerdo de las víctimas de eutanasia, de los fallecidos por enfermedades raras y de todas las víctimas de la cultura de la muerte», al tiempo que se ha escuchado el latido de un feto de 24 semanas de vida de una mujer embarazada que se ha sometido a una ecografía sobre el escenario.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter