«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los niños prematuros y el milagro de la vida

Ellos por luchar, sus padres por el miedo, por sus oraciones y por su esperanza, y el personal médico por su delicadeza merecen la ovación de La Gaceta.


Este viernes se ha celebrado su día, el Día Mundial del Prematuro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que un recién nacido es prematuro cuando nace antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo -el ciclo de gestación normal es de 39 semanas de media-. Cada año más del 10% de los niños que llegan al mundo lo hacen de forma prematura -unos 15 millones de niños-.
Pese a que son criaturas frágiles, la medicina ha logrado salvar sus vidas en situaciones límite -en España más del 95% sobrevive-. Son niños que no están totalmente preparados para la vida extrauterina y, por tanto, tienen que pasar días -e incluso semanas- en la incubadora, y pueden tener problemas respiratorios o cardíacos, y sufrir otras complicaciones -en la mayoría de los casos infecciones-.
Ellos, que luchan como nadie por vivir, sus padres por el miedo que padecen, sus oraciones y su esperanza, y el personal médico por su delicadeza merecen la ovación de La Gaceta.

La bronca para los de (casi) siempre

La semana ha vuelto a estar marcada otra vez por Cataluña, por el ‘procés’ y por la precampaña de las elecciones de 21-D a las que el separatismo acudirá dividido. La bronca de La Gaceta la comparten el diputado de ERC, Gabriel Rufián, por su nueva «payasada» en el Congreso y la expresidenta del Parlament, Núria de Gispert, por su supremacismo.
Rufián volvió a liarla en la Cámara Baja al acudir a la sesión de control al Gobierno con unas esposas y vistiendo una camiseta con las fotografías de los antiguos miembros del Govern encarcelados por el golpe de Estado. El dirigente separatista, que denunció que el Ejecutivo ha hecho de las cárceles la «pesadilla» de los catalanes, abandonó el hemiciclo enojado tras la respuesta del ministro del Interior, que le recordó que prometió estar en Madrid solo 18 meses y sin embargo continúa en su escaño.
Por su parte, Núria de Gispert hizo gala de la «única Cataluña» y mandó a la líder de Cs, Inés Arrimadas, a «volver a Cádiz» tras asegurar la candidata a la presidencia de la Generalitat que la región «no se puede permitir otros cuatro años de despropósito», en alusión al ‘procés’ secesionista.
Leer más…
Las respuestas a las preocupaciones de las madres de bebés prematuros

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter