«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Nuestra defensa de la unidad de España

Seguiremos actuando contra los golpistas. Como hemos hecho hasta ahora. Orgullosamente solos, ejerciendo con honor la acusación en nombre del pueblo español.


El viaje de Quim Torrá a Alemania y sus delirantes declaraciones, en las que pretende iniciar un proceso constituyente y restituir al prófugo golpista Puigdemont al frente de la Generalidad, ponen a nuestra Patria en una situación de auténtica excepción y suponen una reactivación del golpe de Estado que vivimos durante el mes de octubre. La pasividad ante la rebelión de un Gobierno incapaz de hacer valer nuestros derechos en Bruselas y en Berlín nos condena a contemplar como se repiten los inaceptables y delictivos acontecimientos de los últimos meses.
El Gobierno, el Partido Socialista, y Ciudadanos, no pueden continuar fingiendo la vuelta a una inexistente normalidad democrática. Ya no es suficiente la aplicación de un artículo 155 que, aplicado de forma vacilante y acomplejada, se ha revelado como inútil para terminar con la rebelión.
La respuesta tampoco es un pacto sin contenido como el que han alcanzado estos dos partidos. Es absurdo decir que estarán vigilantes por si Quim Torras comete alguna ilegalidad. Ya lo ha hecho. La realidad es que el nuevo presidente de la Generalidad ha confesado en su discurso de investidura que llevará a cabo los objetivos golpistas del 1-0 y que trabajará para la Declaración de una República Independiente en Cataluña, vulnerando con ello la Constitución, el Estado de Derecho y atacando la unidad de España.
El PP y el PSOE han ofrecido a resto de partidos políticos leales a la Constitución y a España adherirse a su pacto. Desde VOX aceptamos tan amable invitación siempre que el pacto se refuerce con medidas imprescindibles y más contundentes. En concreto proponemos que unos de los puntos de ese pacto sea iniciar los trámites de una reforma constitucional por la que se prohíban todos los partidos y asociaciones que, según sus fines o el comportamiento de sus afiliados, pongan en riesgo la unidad de España. Hasta la entrada en vigor de la citada reforma, pedimos que se mantenga vigente el artículo 155, interviniendo todos los medios de comunicación públicos en Cataluña, los centros educativos y tomando la dirección efectiva de los Mozos de Escuadra.
Mientras tanto, continuamos redoblando nuestros esfuerzos ante la Justicia. Esta misma semana hemos presentado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña una querella criminal contra el nuevo presidente de la Generalidad por los delitos de conspiración para la rebelión y encubrimiento del prófugo de la justicia Puigdemont. También nos hemos querellado contra Torra por un delito de odio por todas las manifestaciones de carácter xenófobo y racista realizadas contra todos los españoles.
Confiamos en que la querella sea aceptada a trámite y se tomen las medidas cautelares que hemos pedido y que consisten en su inhabilitación para ocupar cargos públicos y en la retirada del pasaporte, para que no nos encontremos ante un nuevo prófugo de la Justicia.
Para nosotros la Unidad de España está por encima de cualquier otra consideración. No consentiremos que esta asociación de malhechores se burle de la Constitución y pisotee los derechos de los españoles. Seguiremos actuando contra los golpistas. Como hemos hecho hasta ahora. Orgullosamente solos, ejerciendo con honor la acusación en nombre del pueblo español. Convencidos de que nos asiste la razón y el derecho.
Seguiremos trabajando sin descanso en los tribunales. Y pronto, muy pronto, esperamos que el pueblo español nos otorgue su confianza para hacerlo también desde las instituciones.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter