«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«Los pronósticos nos dan entre uno y tres concejales. No tenemos prisa por llegar a la Alcaldía»

El Partido Andalusí, la formación islámica que concurre a las elecciones del 28M: «Lo nuestro es un trabajo de fondo»

La Policía Nacional inició este martes por la mañana una operación que ha dejado al menos seis detenidos y varios registros en Melilla relacionados con la compra de votos por correo para las elecciones municipales del próximo domingo.

El posible fraude electoral en Melilla llevó a la Junta Electoral de Zona a reclamar la identificación de cada votante por correo mediante DNI, una medida que contó con la oposición de Coalición por Melilla (CpM), el partido que lidera Mustafá Aberchán, condenado en el pasado por estas prácticas ilegales. Según pudieron leer en estas páginas, entre los detenidos está precisamente el yerno de Mustafá Aberchán y otro miembro del partido musulmán cuya identidad no ha sido revelada.

Este asunto ha puesto bajo la lupa a este partido islámico que surgió en 1995 como una escisión del PSOE melillense. En ese año, los dirigentes musulmanes del PSOE local, el cual concentraba la mayor parte del voto de los habitantes que profesaban esta religión en la ciudad, decidieron dejar el partido y crear una nueva formación.

Unos años después, en 1999, Mustafa Aberchán se convirtió en el primer presidente musulmán de una autonomía española, cargo en el que sólo duró un año debido a una moción de censura.

Actualmente el partido islámico cuenta con 8 de los 25 diputados de la Asamblea de Melilla, siendo el segundo partido con más representación tras el Partido Popular, situación que, según algunas encuestas, podría repetirse en los comicios de este domingo. Otros sondeos, sin embargo, llegaron a darles como vencedores.

No es el único partido islámico o compuesto por musulmanes de España —ahí tenemos a Fátima Hamed Hossain, liderando el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía en Ceuta—, sin embargo, que haya partidos de esta índole en los territorios españoles en África es poco sorprendente, dado que en las dos ciudades autónomas el porcentaje de musulmanes ronda el 50% de la población. Lo sorprendente es que ya aparezcan partidos de este tipo en territorio peninsular, y eso es lo que veremos en las elecciones del próximo domingo.

El nacimiento del Partido Andalusí

Algeciras, la ciudad gaditana que precisamente sufrió un atentado en enero de este año en nombre del Islam, verá este domingo como un partido musulmán concurre a las elecciones municipales. «Los pronósticos nos dan entre uno y tres concejales, no tenemos prisa por llegar a la Alcaldía», aseguró el candidato del Partido Andalusí, Driss Mohamed.

«Creemos que lo nuestro es un trabajo de fondo«, apuntó Driss, algecireño de origen ceutí. «Además, en diciembre hay de nuevo elecciones y también nos presentaremos: queremos poner fin a la hegemonía del PP-PSOE», aseguró.

«Tenemos gente en todas las barriadas marginadas por el Ayuntamiento, la gente ya no se cree las mentiras que va contando el señor Landaluce. Somos el Partido Andalusí y vamos a conquistar los ayuntamientos, sin prisa, pero sin pausa«, señaló el líder del Partido Andalusí.

Los estatutos de la formación contemplan la recuperación de la soberanía nacional de la «nación andalusí» a ambos lados del Estrecho y se definen como una formación inspirada en el humanismo islámico, informa el mismo medio. Entre sus objetivos también está el de construir «algún día» un gran centro cultural islámico, con mezquita, hotel para transeúntes y centro comercial de productos halal.

El nacimiento del partido musulmán es reciente, ya que se inscribió en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior el pasado 16 de febrero, según El Debate. Además, el Partido Andalusí cuenta con el apoyo de Alejandro Delmás Infante, nieto de Blas Infante: el escritor al que se le considera el promotor e ideólogo del andalucismo y el «Padre de la Patria Andaluza», según la página web del Parlamento de Andalucía.

+ en
.
Fondo newsletter