«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Así captan los grupos islamistas a los yihadistas en Europa

El presidente del Real Instituto Elcano, el sociólogo Emilio Lamo de Espinosa, ha advertido de que los yihadistas captan como una secta generalmente a inmigrantes de segunda generación ya nacionalizados en países occidentales como los de la Unión Europea.

Emilio Lamo de Espinosa ha intervenido este miércoles en el curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid sobre los retos de seguridad para Europa occidental ante el movimiento yihadista global, que se celebra en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), patrocinado por la Fundación Víctimas del Terrorismo y el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

El presidente del Instituto Elcano ha explicado que «lo que hay detrás de esto es un mecanismo muy similar al de captura de una secta de personas que son incorporadas y absorbidas y que pierden la relación con sus familias, con sus amigos y con sus referencias tradicionales, y esos son los procesos que tenemos que interrumpir y revertir, y las dos cosas no son en absoluto fáciles», ha recalcado.

Ha comentado que casi todos los yihadistas que están cometiendo atentados son «segunda generación» de inmigrantes.

«Con los atentados en el Reino Unido o en Francia al final lo que descubres es que no son la primera sino la segunda generación y por tanto son nacionales del país en el que han sido capturados», ha insistido.

Para Lamo de Espinosa «la educación es importante pero frecuentemente la educación formal en escuelas o en colegios no llega a penetrar en estos espacios que están socialmente aislados de modo que el problema es cómo penetrar en esos contextos y cómo revertir los procesos de radicalización«.

¿Se conoces las causas de la radicalización?

Ha informado de que el Real Instituto Elcano está comenzando una investigación con otras dieciocho entidades europeas y que ya se han percatado de que «la realidad es que no se sabe muy bien cuáles son las causas del yihadismo y de la radicalización islámica tan violenta que ha habido en los últimos años».

«Hay un elenco variado de causas y lo que no sabes bien es sobre cuáles de ellas tienes que incidir y son fenómenos muy complejos», ha mantenido.

Ha puesto como ejemplo de ello que aunque se podría pensar que la falta de integración de estas personas es lo que les lleva a radicalizarse «hay que pensar en los terroristas que organizaron el atentado del 11-S en las torres gemelas de Nueva York (Estados Unidos), que estaban perfectamente integrados».

«En muchas ocasiones son gente manifiestamente integrada, segundas generaciones que tienen la nacionalidad, trabajo y estudios y que a pesar de eso a través de esos procesos de pérdida de conexión con sus referencias anteriores acaban siendo radicalizados», ha señalado.

Y es que, ha aclarado, «hay más procesos socio-psicológicos y en el fondo tendemos a menospreciar la importancia de las ideas, y aquí lo que hay es una especie de inoculación de ideas perniciosas extraordinariamente radicales que dan lugar a comportamientos terroristas».

Por otra parte, Lamo de Espinosa ha advertido de que actualmente el riesgo está en la posibilidad de que los yihadistas puedan acceder a armas de destrucción masiva, lo que preocupa a todos los servicios de inteligencia, ya que se pasaría de atentados de decenas o centenares de muertos a acciones de miles o de decenas de miles de fallecidos.

Cree que los países occidentales han sido «muy débiles y blandos en algún sentido» con algunos países musulmanes a los que habría que exigir a su juicio alguna reciprocidad.

En este sentido ha recordado que en dichos países no se puede construir una iglesia ni celebrar misa cuando por ejemplo España está llena de mezquitas y ha reprochado actitudes como las de algunos mandatarios de dichos estados que han llegado a negarse a dar la mano y a saludar a una ministra por ser mujer.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter