PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Refugiados de guerra o inmigrantes ilegales? Las nacionalidades del Aquarius

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los grandes medios parecen desconocer la procedencia de las personas que viajaban a bordo de la embarcación con bandera gibraltareña.


El día después del mediático desembarco del Aquarius en Valencia, la vida continúa en la capital del Turia. Los 630 inmigrantes han firmado la petición de asilo, y un grupo ha manifestado su intención de trasladarse a Francia después de conocer que este país se ha ofrecido a acogerles.
La Comisaría de Extranjería de la Policía informó de que los inmigrantes disponen de un permiso de 45 días de entrada extraordinaria por razones humanitarias en territorio nacional, un plazo tras el cual deberán regularizarse mediante la solicitud de asilo o residencia, según regula la Ley de Extranjería.
Los grandes medios parecen desconocer la procedencia de las personas que viajaban a bordo de la embarcación con bandera gibraltareña. Al menos eso se desprende del tratamiento mediático que han realizado en sus artículos.
Según ACNUR, un refugiado es un persona que se ha visto obligada a huir de su país por causa de un conflicto, de persecución o por violación de los derechos humanos. Los presuntos refugiados que llegaron a Europa en los últimos años no podrían acogerse sino a la primera de las causas, esto es, a la huida de un conflicto.
La periodista de RNE Sara Alonso, que viajó a bordo del buque, detalló las 27 nacionalidades de las 629 personas acogida por España y que proceden de prácticamente todos los rincones de África:
Sudán: 152
Nigeria: 148
Eritrea: 60
Sudán del Sur: 49
Argelia: 43
Ghana: 30
Guinea Conakry: 22
Sierra Leona: 20
Senegal: 13
Gambia: 11
Marruecos: 11
Mali: 11
Costa de Marfil: 11
Pakistán: 11
Togo: 9
Camerún: 6
Somalia: 5
Etiopía: 5
Guinea Bissau: 4
Bangladesh: 3
Chad: 3
Comores: 2
Afganistán: 1
Níger: 1
República Democrática del Congo: 1
Liberia: 1
Estas nacionalidades chocan con la condición de refugiados que les otorgan los medios y responde más a otro término alza en este tiempo: migrantes económicos. De hecho, esta condición queda de manifiesto con la negativa de muchos de estos a permanecer en los países más desarrollados, exigiendo asentarse en Francia o Alemania.

‘Caso a caso’

Por su parte, el Gobierno francés consideró «imposible» determinar el número de demandantes de asilo rescatados por el barco Aquarius que serán recibidos en su país.
En declaraciones a la televisión pública «France 2», el portavoz del Ejecutivo, Benjamin Griveaux, señaló que los inmigrantes «acaban de desembarcar (en el puerto español de Valencia) y toma un tiempo saber cuáles son sus ​_nacionalidades, sus motivos para pedir el asilo…».
Al mismo tiempo, se escucharon las primeras críticas a la decisión del presidente, Emmanuel Macron, de recibir a una parte de los refugiados, principalmente por parte de Marine Le Pen.
«Me alegro de que estén sanos y salvos. Pero estoy sumamente preocupada, porque he oído al primer ministro decir que una parte de ellos va a venir a Francia», aseveró Le Pen.
Para la presidenta del antiguo Frente Nacional (rebautizado como Agrupación Nacional), la acogida de refugiados del Aquarius en Francia será «la señal de que nuestras fronteras siguen abiertas» y hará que «la próxima vez los barcos vayan directamente a los puertos franceses».
También criticó la decisión de España de recibir al barco, tras el rechazo de Italia a que atracase en sus puertos.
«Habrían podido desembarcar antes en Túnez o Argelia. A menos que partamos del principio, desde hace un cierto número de años, de que los inmigrantes deben sistemáticamente venir a Europa», añadió.

Deja una respuesta