«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El SUP rompe con la izquierda para alcanzar la independencia sindical

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha celebrado desde el martes hasta este jueves en Toledo su XI Congreso Nacional, el primero con Mónica Gracia como secretaria general. El encuentro ha sido aprovechado para romper la herencia de José Manuel Sánchez Fornet -su antecesor en el cargo-, que dirigió el colectivo durante más de 20 años, hasta que en junio de 2014 dimitió por discrepancias con su sucesora. Fornet escoró al que es el sindicato mayoritario de la Policía Nacional hacia la izquierda, llegando incluso a vincularse con la formación que lidera Pablo Iglesias.

(José Manuel Sánchez Fornet)

El SUP ha aprobado pedir a la Dirección General de la Policía material de protección y medios para los funcionarios de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y más recursos adaptados al terrorismo yihadista.

Entre las resoluciones aprobadas en el Congreso hay una propuesta específica sobre la amenaza terrorista, otra sobre los CIES y varias sobre la prevención del suicidio en los agentes o la promoción profesional y la conciliación familiar, entre otras.

'España es un objetivo de alto riesgo'

Respecto al terrorismo yihadista, el SUP ha subrayado que España es, «sin duda, un objetivo de alto riesgo», por lo que ha criticado la «desprotección» de los agentes ante un eventual ataque, la «acuciante» falta de personal y la «escasa» inversión en seguridad pública.

De hecho, ha considerado que el esfuerzo que realizan los policías no va acorde con el «escaso» avance de los medios que tienen: «El coste de nuestra seguridad terrorista es ínfima en comparación con la de cualquier país europeo», ha criticado.

Exigen dotar a los policías de armas largas

Por ello, el SUP considera necesario dotar a los policías de armas largas modernas que posibiliten afrontar ataques islamistas como los sucedidos en París, medios de defensa personal como chalecos y cascos individuales de alta protección, y armas no letales, como las pistolas eléctricas (Taser).

Además ve preciso implantar dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad una formación específica sobre protocolos de actuación y coordinación en caso de atentado y, en general, realizar una inversión que permita dotar a la Policía Nacional de los «recursos necesarios adaptados a la problemática terrorista actual».

Alerta de la escasez de personal en los CIE

En cuanto a los CIES, el SUP ha acordado pedir material de protección de uso individual –chalecos anticuchillo, guantes anticorte y pistola Taser– para los funcionarios; acondicionar los CIE con puertas automáticas para evitar avalanchas e instalar interfonos de audio y vídeo que comuniquen con un centro de control de modo que se vigilen los movimientos de los internos y se evite el contacto directo con los agentes ante un incidente.

Asimismo ha pedido que se convoquen plazas para cubrir la carencia de personal en estos centros y cursos de actualización y especialización para mejorar la formación de los policías además de dotar a todo el personal de un complemento retributivo «acorde a la penosidad y peligrosidad del puesto».

La conciliación familiar, 'un derecho que la Policía debería respetar'

Sobre la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, el sindicato defiende que es un derecho social que la Policía «debería respetar» reestructurando el sistema laboral con el fin de cubrir las necesidades de atención y cuidado que precisan los dependientes y la realización a nivel personal.

Desde el año 2000, 146 policías se han quitado la vida

En cuanto a la prevención de suicidios, la resolución aprobada en el Congreso Nacional ha citado los 146 policías nacionales que se han quitado la vida desde el año 2000, de ellos 12 en 2015, 10 en 2016 y 5 en lo que va de 2017.

El SUP quiere que la Dirección General de la Policía deje de considerar este asunto como «tabú» y ha planteado la creación de un observatorio del suicidio y bajas psicológicas, que permita la investigación de casos y, sobre todo, la prevención temprana.

Además cree que debe existir un plan de medidas preventivas que incluya un gabinete psicológico 24 horas, vigilancia de la salud mental, adaptación del trabajo a la vida familiar, respeto al descanso y talleres para gestionar el estrés, entre otros aspectos.

 

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

El difícil trabajo policial para detener la ofensiva yihadista contra España

El Gobierno admite los suicidios en la Policía: 45 agentes en cuatro años 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter