'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Supremo mantiene a Junqueras en prisión porque puede reincidir

Los magistrados han acordado este viernes por unanimidad mantener en la cárcel al líder de ERC ante el riesgo de reiteración delictiva y ante la existencia de indicios en su contra | Puigdemont critica al Supremo: «Ya no son presos políticos, son rehenes».

El Tribunal Supremo ha decidido denegar la excarcelación del exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, ante el riesgo de reiteración delictiva. Este es el auto.
Los magistrados que han revisado el recurso consideran por unanimidad que Junqueras podría reincidir en los graves delitos por los que se le investiga, dado que no cuentan con datos para entender que el recurrente tenga la intención de abandonar la vía seguida hasta ahora. Además, valoran que existen indicios de esos delitos: rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. 
Los jueces siguen así el criterio de la Fiscalía del Alto Tribunal que solicitó mantener la citada medida cautelar contra Junqueras por riesgo de reiteración delictiva. Han confirmado también el criterio del juez Pablo Llarena, con el que también coinciden el fiscal y la acusación popular ejercida por VOX .
En cuanto a que la permanencia en prisión de Junqueras afecte a sus derechos de representación de sus votantes, señalan que el ejercicio de algunos cargos políticos no supone la impunidad.
El golpista pidió este jueves en el Supremo su excarcelación para poder “representar a la gente que le ha votado” en Cataluña y “estar con su familia” y también «manejar esta situación desde la vía del diálogo bilateral y la negociación”.
Su alegato fue que es “un hombre de paz que busca el diálogo, que es creyente y cree en la Justicia. También ha dicho que nunca ha tenido una palabra de menosprecio hacia otras ideologías políticas”, informó al término de la vista el abogado Javier Ortega Smith, secretario general de VOX.
El republicano anunció que a principios de semana que si continuaba en prisión pedirá el traslado a una cárcel catalana. Ortega Smith ha avanzado este viernes en Es la tarde de Dieter (EsRadio) que VOX se opondrá a esta medida porque «en estos momentos no está garantizado que no se produzcan actos de propaganda política» si se le desplaza.

El separatismo pretende paralizar Cataluña

El separatismo ha advertido de que paralizará Cataluña si Junqueras no salía de la cárcel, en el mismo momento en el que se conociese el fallo.
El Grupo de defensa de la República dice que paralizarán la AP-7 por Martorell, Cardedeu, La Junquera, Tortosa, Gerona, Tarragona y Lérida. “No pasarán”, afirman en un mensaje en Telegram. Además, preguntan a sus aliados qué opciones hay para puertos y aeropuertos. 
Los Comités en defensa de la República, grupos vecinales vinculados a la CUP, ya colapsaron Cataluña durante la jornada de huelga general del pasado 8 de noviembreProvocaron un caos circulatorio. Cortaron más de 50 carreteras y bloquearon el AVE en Gerona.

Las primeras reacciones

El primero en pronunciarse ha sido Javier Ortega Smith, secretario general de VOX, que ejerce la acusación popular. Ha celebrado la decisión y ha destacado que «en España no hay presos políticos» y que «Junqueras es un presunto delincuente y un golpista».


El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, huido en Bélgica desde finales de octubre, ha criticado que «ya no son presos políticos, son rehenes».
En un mensaje en Twitter ha asegurado que el independentismo siempre ha apostado por la «vía pacífica» y que la única respuesta que ha encontrado es la cárcel para sus dirigentes. «Las urnas han hablado tres veces inequívocamente. Pese a esto, Junqueras está retenido en Estremera. Y los Jordis. Y Quim», ha lamentado.


El diputado de ERC Gabriel Rufián ha advertido a los «carceleros» del Junqueras de que deberán responder ante la justicia internacional por mantenerlo en prisión.


La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha tirado de victimismo: «Llegarán los Reyes Magos pero cuatro padres no podrán estar con sus hijos».


El periodista y productor Toni Soler, director del programa Polònia, de TV3, ha replicado con este miserable mensaje: «Querer que un trailer atropelle sucesivamente todos los miembros del Supremo es delito de odio?».

El auto, al detalle

Los magistrados destacan en su auto que defender la opción política de independencia de una parte del territorio nacional es legítimo, pero que esa posición ha de propugnarse sin cometer delito alguno.
Lo que se investiga es si Junqueras, dice el auto, lideró un plan de declaración unilateral de independencia en contra de las resoluciones del Tribunal Constitucional, y se alzó contra el Estado español, contra la Constitución, contra el Estatuto de Autonomía y contra el resto del ordenamiento jurídico. Ese comportamiento constituye «un hecho ilegítimo, gravísimo en un Estado democrático de derecho».
El auto señala que los indicios sitúan a Junqueras defendiendo la declaración de independencia fuera de cualquier vía de Derecho y anunció la firme voluntad de incumplir las decisiones del Tribunal Constitucional, incitando, junto al resto de partícipes en el plan, a sus partidarios a movilizarse en la calle y forzar al Estado a aceptar la independencia. Ello suponía asumir y aceptar «previsibles y altamente probables episodios de violencia para conseguir la finalidad propuesta», actos que efectivamente se produjeron.
En ese sentido, la resolución recuerda los actos de violencia de los días 20 y 21 de septiembre contra una comisión judicial en la Consejería de Economía de la Generalitat, así como el llamamiento a depositar el voto a miles de personas y abrir los colegios electorales para el referéndum ilegal del 1 de octubre pese a conocer que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tenían la obligación de impedirlo en cumplimiento de las leyes vigentes.
La Sala indica que no consta que Junqueras haya participado ejecutando personalmente actos violentos concretos, ni que diera órdenes directas en tal sentido, pero «mediante la defensa pública de la independencia unilateral y fuera de toda consideración y respeto a la ley vigente en el Estado del que Cataluña forma parte», ha incitado a los ciudadanos a ello.
Sobre la afectación de su situación de prisión a su derecho a participar en elecciones y en el proceso político, el Supremo destaca que este último es un derecho básico en democracia, pero que su efectividad no puede dejar sin efecto las consecuencias propias de un proceso penal, menos aún cuando se incoa imputando delitos muy graves.
En cuanto al riesgo de reiteración delictiva, la Sala señala que la apuesta por el diálogo de la que Junqueras habla en su recurso «solamente se ha pretendido o planteado como referido exclusivamente a la forma en la que el Estado español pudiera prestarse a reconocer la independencia de Cataluña».
«El ofrecimiento de esa clase de diálogo o la invocación de la bilateralidad en esas condiciones (…) no puede valorarse como un indicio de abandono del enfrentamiento con el Estado«, recoge el auto.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter