'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Susana Díaz rechaza una reforma constitucional que discrimine por regiones

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha defendido que la reforma de la Constitución no debe servir sólo para «encajar» a Cataluña, sino a «todos los pueblos» de España, y ha agregado que también debe garantizar unos servicios públicos «de calidad» y dar un «horizonte de esperanza» a los ciudadanos.

«Los socialistas siempre hemos defendido que hay que actualizar nuestra Constitución para dotarnos de otros cuarenta años de convivencia», ha remarcado Díaz en declaraciones a los periodistas antes de participar en los actos oficiales en Madrid con motivo de la Fiesta Nacional.
La postura de la dirigente andaluza es similar a la defendida por Albert Rivera que, durante la comparecencia del presidente del Gobierno en el Congreso este miércoles, aseguró que no puede haber reforma constitucional que »contente a los independentistas» y que ésta debe asegurar la igualdad de todos los territorios.
Según Díaz, la actual Carta Magna «ha permitido los mejores años de nuestro país y ahora hay que reformarla para garantizar el respeto a la pluralidad de todos los pueblos de España, pero al mismo tiempo garantizar la igualdad de todos los ciudadanos» porque eso va a «fortalecer» a este país.
Con estas declaraciones, la presidenta deja entrever su desacuerdo con la plurinacionalidad de España, cuestión que le llevó a enfrentarse con Pedro Sánchez en innumerables ocasiones durante las primarias socialistas. Díaz ha optado por hablar de regiones y de pueblos, pero no de naciones.
Preguntada si espera que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dé «marcha atrás» tras el requerimiento del Gobierno de la nación, ha señalado: «Lo deseo porque lo más importante en estos momentos es restituir la legalidad, volver al marco de la ley».
«Dentro de la democracia sólo cabe el respeto a las leyes y, a partir de ahí, avanzar hacia una solución que tiene que partir de la política», ha indicado.
Sobre los actos con motivo de la Fiesta Nacional, ha dicho que tenía que acudir en representación de los casi 9 millones de andaluces para defender «ese proyecto común que compartimos, que es nuestro país, España, que tiene presente y muchísimo futuro».
«Una España que tiene que contar con políticos que estemos a la altura de nuestros ciudadanos, que están dando un ejemplo de convivencia», ha apostillado.
Ha garantizado, además, que Andalucía «va a volver a ser ese factor de equilibrio» como lo fue el 4 de diciembre de 1977 y el 28 de febrero de 1980 «para armonizar y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos de nuestro país».
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

Otegi lamenta que también se esté construyendo un 'sumario a medida' contra los 'patriotas catalanes'

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter