«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

VOX pide un acuerdo para una ampliación del Aeropuerto de Barcelona que acabaría con un tercio de los parados de Cataluña

Ignacio Garriga. Europa Press

El Aeropuerto de Barcelona está al borde de la saturación. En pocos años será incapaz de asumir la demanda que recibe y, si no se inician las obras de ampliación que vienen pidiéndose desde hace 4 años, muchos de los vuelos y conexiones que recibe se verán obligados a trasladarse a otros lugares.
Es por ello que el Grupo Parlamentario de VOX en Cataluña ha presentado esta semana en pleno una moción en la que se exige al gobierno de la Generalitat y al ejecutivo de Pedro Sánchez que se cierre un acuerdo de ampliación.
 
El principal y único inconveniente para dichas obras es el bloqueo por parte de En Comú Podem y de La CUP, socios necesarios para el gobierno en minoría de Esquerra Republicana de Catalunya.
La semana pasada, la líder de los comunes, Jessica Albiach, condicionaba el voto favorable de su formación a los presupuestos de la Generalitat para el 2024 al carpetazo del proyecto. ¿La razón? Los grupos ecologistas aseguran que la ampliación afectaría a La Ricarda, una finca privada de 135 hectáreas que alberga una laguna rodeada de marismas.


 
Pero la realidad es que las razones son simplemente ideológicas, pues son ya diversos los informes presentados por múltiples organismos en los que se propone una ampliación que respetaría o trasladaría dicha zona natural, compatibilizando unas obras necesarias con la protección que piden. Esto es precisamente lo que ha solicitado el Grupo Parlamentario de VOX, tal como ha defendido el diputado de la formación Andrés Bello.
 
La ampliación, además de ser necesaria para evitar el colapso de uno de los aeropuertos más importantes de España, implicaría una inversión de 1.700 millones de euros por parte de AENA, la empresa pública que gestiona dicho aeropuerto. Además, según los informes encargados a expertos por la propia Generalitat de Cataluña, la reforma aportaría 100.000 millones de euros al PIB catalán en 20 años. Lo que se traduciría, según la gestora del aeropuerto, en la creación de más de cien mil nuevos puestos de trabajo.
 
En este sentido, el diputado Andrés Bello ha pedido al gobierno de la Generalitat que “no sucumba al chantaje de los comunistas para no sacar adelante un proyecto necesario para el desarrollo empresarial de Cataluña”. “Porque los catalanes se merecen un gobierno que mire por sus intereses, que ayude a generar empleo y riqueza o que, por lo menos, no lo impida”, ha asegurado el diputado. Y es que, recuerdan desde la formación, Cataluña tiene 340.000 personas en paro. Sólo con la ampliación, de cumplirse lo que prevé el mencionado estudio, esta cifra podría reducirse en un tercio.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter