«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ANÁLISIS DE LA COBERTURA DEL ACTO DE SUMAR EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Yolanda Díaz, un producto de marketing al servicio del establishment

Yolanda Díaz en el acto de presentación de Sumar. Europa Press
Yolanda Díaz en el acto de presentación de Sumar. Europa Press

El pasado domingo tuvo lugar en un famoso polideportivo de la calle Serrano el acto de presentación del ‘nuevo’ proyecto político de extrema izquierda la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, más conocido como Sumar.

En el acto, estuvieron presentes representantes de las distintas marcas de izquierdas como son Alberto Garzón por parte de IU, Iñigo Errejón de Más Madrid, Ada Colau en representación de la marca catalana de Podemos y también miembros del Partido Comunista de España y de los pancatalanistas de Compromís.

Teóricamente y así lo ofrecieron la mayoría de los medios de comunicación, el acto contó con 3.000 personas, pero la realidad es que en el polideportivo en el que se celebró no entran más de 1.000 personas, algo que demuestra que los medios aceptaron sin rechistar la información ofrecida en la nota de prensa de la formación de Yolanda Díaz.

Aparte del dato falso reproducido por los medios, en los mismos se han dedicado ríos de tinta y horas de televisión para promocionar este no tan nuevo proyecto político que previsiblemente acabará en una coalición de la gran mayoría de los distintos partidos de extrema izquierda entre los que se encuentra el histórico PCE.

La única duda que queda por resolver es si Podemos se unirá a esa coalición o por el contrario concurrirán por separado a las próximas elecciones generales, dado que la formación de Yolanda Díaz no irá a las elecciones municipales y autonómicas por su falta de implantación territorial y por el acuerdo entre Podemos e IU para ir juntos en la mayoría de los lugares de España.

Llama poderosamente la atención el bombo que desde casi todos los medios de comunicación sin excepción se le ha dado a este nuevo proyecto político en comparación con la aparición de otros años atrás. Una buena comparativa sería con el primer Vistalegre de VOX en 2018, que podría considerarse la gran puesta de largo de la formación de Santiago Abascal en la que consiguió reunir a 10.000 españoles.

Por aquel entonces, algunos medios se hicieron un tímido eco de la que al año siguiente consiguió ser la tercera fuerza política de España frente a todo pronóstico, y en la mayoría de los casos en que lo hicieron fue para atacar o diseccionar a los intervinientes.

Esto último también es llamativo porque mientras en la puesta de largo de VOX se analizó a todos los intervinientes, en el acto de Sumar las pablaras del tiktokero Helio Roque pasaron desapercibidas pese a que suponían un ataque para las generaciones anteriores a las de este joven.

Por otra parte, mientras que con VOX se examinó el lugar elegido, que fue la plaza de toros de Vistalegre, con Sumar no ha sido así, seguramente porque sería difícil explicar que el acto de presentación de un partido que dice defender a los trabajadores se haga en la lujosa calle Serrano de Madrid.

Si hablamos de similitudes con otros actos de presentación en sociedad de proyectos políticos, Sumar parece tener mucho más en común en cuanto al tratamiento mediático con Más País y Ciudadanos. En el primer caso, el partido de Errejón tuvo una extraordinaria cobertura de cara a las elecciones generales, llegando las encuestas a otorgarle 19 diputados, cuando finalmente obtuvo 3; en el segundo, los medios provocaron un crecimiento artificial de un partido que va camino de la irrelevancia política debido precisamente a la falta de proyecto.

El caso del proyecto de Yolanda Díaz se parece bastante a los descritos anteriormente y no es casualidad que al PSOE le interese que a su izquierda exista un partido liderado por la ministra de Trabajo antes que por alguien perteneciente a Podemos.

+ en
.
Fondo newsletter