«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Elon Musk critica la decisión

La Administración de Aviación de EEUU prioriza la «diversidad» a la seguridad en la contratación de personal

Avión estadounidense. Europa Press

Cuando la puerta de cabina de un Boeing 737 se desprendió en pleno vuelo de Alaska Airlines, muchos observadores apuntaron a los riesgos en la seguridad aérea que representa el «wokismo» desatado. Y es que los fabricantes de la pieza se enorgullecen de un impecable programa DEI (Diversidad, Equidad e Inclusión) por el que se prima en la contratación del personal la ‘diversidad’ por encima de la competencia profesional.

Pero lo que se ha conocido últimamente de la Administración Federal de Aviación ha metido el miedo en el cuerpo a todos los pasajeros habituales: la autoridad pública de aviación de Estados Unidos, la FAA, ha lanzado lanzó un nuevo programa de «Diversidad e Inclusión» para contratar a personas con «discapacidad intelectual grave» y «discapacidad psiquiátrica» (entre ellas varias otras discapacidades), pocos días después del desastre de Alaska Airlines.

«Las discapacidades específicas que el gobierno federal (…) ha identificado como áreas en las que incrementar el reclutamiento y la contratación incluyen problemas de audición y visión, falta de extremidades, parálisis parcial, parálisis completa, epilepsia, discapacidad intelectual grave, discapacidad psiquiátrica y enanismo», se lee en la página de la FAA en Internet.

El plan de contratación de «diversidad, equidad e inclusión» (DEI) de la FAA afirma que «la diversidad es fundamental para lograr la misión de la FAA de garantizar viajes seguros y eficientes en toda nuestra nación y más allá». Sobre todo, seguros.

Cuando se conoció la noticia del insólito accidente, y la insistencia en la contratación DEI (cuyos programas exigen los principales fondos de inversión internacionales en sus decisiones de inversión) de la empresa fabricante, el dueño de X, Elon Musk, comentó en su red social: «¿Quieres volar en un avión donde priorizaron la contratación de DEI sobre tu seguridad? Está sucediendo en la realidad». Y sentencia: «DEI debe morir». O moriremos los demás.

.
Fondo newsletter