«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
y no espera que los precios bajen a los niveles de 2021

El Gobierno alemán estima que el precio del gas seguirá subiendo hasta finales de 2023

Gasoducto Nord Stream 2. Europa Press
Gasoducto Nord Stream 2. Europa Press

Los consumidores alemanes tendrán que soportar los altos precios del gas durante al menos un año, después de que los costes se dispararan debido a los cortes de suministro rusos, según ha avisado el ministro de Economía germano, Robert Habeck.

«Todavía tendremos que soportar precios más altos durante el (próximo) año», ha indicado Habeck en declaraciones a la agencia DPA, aunque confía en que los precios vuelvan a bajar a finales de 2023, cuando está previsto que se complete la infraestructura necesaria para sustituir el suministro de gas ruso.

Sin embargo, el ministro alemán de Economía ha reconocido que, incluso entonces, no espera que los precios bajen a los niveles de 2021.

«Si conseguimos seguir expandiéndonos al ritmo actual, entonces volveremos a conectar a Alemania con el mercado mundial», ha pronosticado, refiriéndose a la construcción de una terminal de GNL. «Y entonces también obtendremos precios en el mercado mundial muy inferiores a los actuales», ha añadido.

En el transcurso de la guerra rusa contra Ucrania, el suministro de gas procedente de Rusia -que representaba el 55% del consumo alemán antes del conflicto- se interrumpió por completo. Esto llevó al Gobierno alemán a llenar los depósitos de gas del país con otros proveedores antes del invierno.

Asimismo, Berlín también ha hecho grandes esfuerzos por diversificar sus suministros de gas desde el bloqueo impuesto a las importaciones procedentes de Rusia y las explosiones que se produjeron en gasoductos clave del mar Báltico que transportan gas hacia Europa.

De este modo, se aprobó y construyó una nueva terminal de importación de gas natural licuado (GNL) en la costa alemana del Mar del Norte. El Gobierno también introdujo un tope temporal al precio del gas natural, la calefacción y la electricidad, destinado a aliviar a los consumidores y la industria ante el rápido aumento de los costes.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter