«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
ANTE LA OLEADA DE VIOLENCIA ENTRE BANDAS

El primer ministro sueco apuesta por deportar a los delincuentes extranjeros

El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson. Europa Press
El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson. Europa Press

El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, ha reconocido este lunes que la violencia entre bandas ha dejado uno de los «peores fines de semana» que se recuerda en mucho tiempo en el país nórdico.

Kristersson ha lamentado la ola de violencia pone de manifiesto la necesidad de imponer más y mejores medidas para hacer frente a este tipo de delincuencia, que solo en la capital Estocolmo ha dejado una veintena de episodios violentos desde finales de 2022 y dos muertos este fin de semana.

Cabe señalar que el pasado mes de octubre el Gobierno anunció un acuerdo que incluye amplias propuestas destinadas a reducir la cantidad de inmigrantes que ingresan en el país. El Ejecutivo asevera que ahora se está produciendo un cambio de paradigma en la política de inmigración sueca.

«Hay que encerrar a los delincuentes» y «deportar a los que no tengan la nacionalidad sueca», ha dicho Kristersson en declaraciones para la radio sueca SVT, que informa de que muchos de estos ataques están motivados por las cuantiosas recompensas que ofrecen las bandas para acabar con delincuentes rivales.

«Los agentes están trabajando para prevenir más delitos», ha agregado la portavoz de la Policía de Estocolmo, Rebecca Landberg.

TEMAS |
+ en

ESPAÑA

.
Fondo newsletter