«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Parlamento de Flandes rechaza reconocer la independencia de Cataluña

El Parlamento regional de Flandes ha rechazado una moción presentada por el partido ultraderechista flamenco Vlaams Belang para reconocer la independencia de Cataluña, y que fue respaldada solo por este grupo, minoritario en la cámara regional belga.

En el texto, tres diputados del grupo nacionalista, Ortwin Depoortere, Chris Janssens y Stefaan Sintobin, pedían «condenar inequívocamente la represión española contra el esfuerzo independentista catalán», así como «instar al Gobierno federal a reconocer a Cataluña como un Estado independiente soberano».
La cámara regional flamenca ha celebrado este miércoles un debate sobre la comunidad autónoma española de Cataluña, unas horas más tarde de que lo hiciera el Parlamento federal en presencia del primer ministro belga, Charles Michel, quien ha fijado la posición de su Gobierno y ha asegurado que Bélgica «tiene un interlocutor, el Gobierno de Madrid».
La crisis catalana ha irrumpido así de lleno en la agenda política belga, pese a que Michel ha incidido en que «hay una crisis política en España y no en Bélgica», mientras las críticas de la oposición cuestionan el equilibrio político de un Gobierno compuesto por una mayoría de separatistas flamencos, la Nueva Alianza Flamenca (N-VA).
En la cámara regional, el parlamentario de este partido, Matthias Diependaele, ha considerado que el Gobierno regional flamenco debe «expresarse» sobre este asunto.
«Compartimos el mismo espacio político democrático con España y Cataluña. Lo que está sucediendo también es importante para nosotros», ha dicho durante el debate.
Diependaele ha criticado que la Unión Europea no haya mediado en la crisis y ha opinado que esto «está haciendo perder credibilidad a la Unión».
Desde los democristianos del CD&V, otro de los partidos que gobiernan en coalición con Michel (del único partido francófono en el Gobierno, el liberal MR), Peter Van Rompuy ha expresado que «lo primero, es que los propios catalanes se pronuncien en las elecciones (autonómicas) del 21 de diciembre».
Ha opinado que «después de esto debe haber negociaciones entre los gobiernos de Cataluña y España».
El parlamentario del populista Vlaams Belang Ortwin Depoortere ha anunciado durante el debate que su grupo presentaría una moción dirigida a los gobiernos de Bélgica y Flandes para reconocer «el Estado independiente catalán», que no fue secundada por la cámara.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Puigdemont sabía dónde iba: Bélgica y el 'rencor histórico contra España'

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter