'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Taxis camuflados

Ayer vivimos el primer plante del mundo del taxi europeo frente a lo que se ha dado en llamar ‘compartir coche’. El mundo del taxi no lo olvidemos necesita una licencia que cuesta a precio de oro y evidentemente paga su IVA por viaje y sus impuestos por beneficios. El uso de coche compartido no solo ha estado bien visto por las autoridades sino que en Madrid y ahora en Barcelona hay vías para entrar en la ciudad, BUS-VAO, que te obliga a no ir solo bajo pena de multa. A partir de ahí y gracias a que la crisis ha obligado al ciudadano de a pie a espabilar y bajar costes, muchos han empezado a compartir coche con el sistema bien simple de una semana cada uno. Alguna red social se ha especializado en facilitar estos arreglos entre particulares, probablemente Bla Bla Car sea el mejor ejemplo. Cuestión distinta es hacer de eso un negocio para actuar de suministrador de falsos taxistas, taxis camuflados, y no solo establecer tarifas entre particulares sino cobrar comisión por el negocio y esto es Uber, justo la aplicación informático sobre la que se han levantado los taxistas.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter