«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
CUBA VIVE UNA DE SUS PEORES CRISIS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Díaz-Canel anuncia un plan económico de choque en medio del desastre creado por el castrismo

El dictador de Cuba, Miguel Díaz-Canel. Twitter

El dictador cubano Miguel Díaz-Canel adelantó el viernes las medidas contempladas en el plan de choque que pretende emprender su régimen el próximo año, en el marco de los anuncios hechos el miércoles cuando, en medio del último día del actual período de sesiones del Parlamento local, la dictadura presentó al país su estrategia económica futura.  

El proyecto, que contempla dejar atrás -por primera vez en 60 años- los subsidios de alimentación universales instrumentalizados a través de la llamada «tarjeta de racionamiento», busca hacer frente a una de las peores etapas que ha vivido Cuba en materia de abastecimiento de insumos básicos en los últimos tiempos, caracterizada por constantes apagones, largas filas para acceder al suministro de gasolina, una alta tasa inflacionaria y la permanente escasez de comida.

«Afirmo enfáticamente que para nada existe un paquete neoliberal contra el pueblo, ni una cruzada contra las mipymes (pequeñas empresas privadas), ni la eliminación de la canasta básica, como ya la contrarrevolución está poniendo en las matrices», dijo Díaz-Canel sobre las nuevas medidas que entrarán en vigencia el año próximo, a propósito de las críticas que ha generado la intención de la tiranía de emprender un brusco giro en el manejo de la economía de la isla.

El plan económico de la dictadura castrista contempla, en esencia, un aumento en el precio de los combustibles, la electricidad, el gas y el agua potable, así como ajustes en la tasa cambiaria del peso con respecto al dólar.

De acuerdo a Díaz-Canel las medidas obedecen a que el país caribeño está actualmente sumergido en una situación de «economía de guerra», lo cual ha llevado al régimen a buscar emprender un proceso de «rectificación paulatina» para dejar atrás la era de las «profundas distorsiones y deformaciones estructurales»

«Nada nos haría más felices que anunciarles que se suben los salarios y que tendremos divisas y combustibles suficientes para terminar con el agobio que provocan las carencias», ha dicho también el tirano cubano, admitiendo abiertamente que el país caribeño atraviesa un momento catastrófico actualmente.

.
Fondo newsletter