«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS ANUNCIAR CIFRAS DE PARTICIPACIÓN IRREALES EN EL REFERENDO DEL DOMINGO

El chavismo perfecciona su sistema electoral para cometer fraude en las presidenciales de 2024

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro. Europa Press

Que en Venezuela se cometa fraude ya no es noticia, noticia sería lo contrario, que se hiciera una consulta libre y transparente.  Este 3 de diciembre en el referendum consultivo sobre el territorio Esequibo, quedó de nuevo al descubierto no solo el enorme repudio de los venezolanos hacia Nicolás Maduro, sino el cinismo de un ente electoral que, sin pudor alguno, lanza cifras de participación tan fantasiosas, que ni el «padre de la revolución», Hugo Chávez, en su mejor momento, se atrevió a dar.  

El recién nombrado presidente del Consejo Nacional Electoral de Venezuela – chavista hasta la médula y quien viene de ser Contralor- Elvis Amoroso, declaró que en el referendo llevado a cabo el domingo pasado, la participación fue «tres veces mayor que en otros procesos electorales», calificando además la jornada, como un proceso «limpio».  No aclares que oscureces, diría mi abuela.

Pues bien, Amoroso indicó en rueda de prensa, que para las 8:00 de la noche del domingo, la participación «supera los 10.554.320 votos», la cual, supuestamente, «aumentará con la prórroga que se otorgó».

Se trata de una declaración descabellada y escandalosa, puesto que las miles de fotografías y videos que circularon en las redes sociales muestran unos centros de votación solitarios o con poquísimos electores sin ningún tipo de entusiasmo.  Ante tamaña mentira, las burlas al chavismo no se hicieron esperar, con infinidad de memes y comentarios irónicos dentro y fuera del país.

Ante esto, la candidata presidencial de la oposición venezolana, María Corina Machado, escribió en su cuenta de X: «Al final, la verdad siempre se impone. Todos sabemos lo que pasó ayer: el pueblo suspendió un evento inútil y dañino a los intereses de Venezuela, porque la Soberanía se ejerce, no se consulta».

Y añadió: «Ahora debemos presentar una defensa impecable de nuestros derechos ante la Corte Internacional de Justicia, con el concurso de nuestros mejores especialistas, y demostrar que el #Esequibo es de Venezuela».

No queda duda alguna que, con el anuncio del presidente del ente comicial y sus ilusorias cifras de aprobación, se corroboró lo que todos sabemos: que el régimen venezolano comete fraude.

Coincidentemente, este mismo domingo 3 de diciembre, circuló una noticia según la cual la empresa de software electoral de origen venezolano, Smartmatic, fue prohibida en Filipinas.

Según la nota de prensa, la decisión de excluir a Smartmatic de Filipinas «giró en torno a acusaciones de soborno que afirman que el presidente de la comisión (electoral), Andrés Bautista, recibió dinero para garantizar que Smartmatic ganara el contrato para las elecciones de 2016».

Es del conocimiento público que Smartmatic fue señalada de perpetrar un fraude electoral en el referendo revocatorio que se llevó a cabo en Venezuela en el año 2004.

Con estos antecedentes, la comunidad internacional debe estar alerta frente a las elecciones presidenciales del año próximo en Venezuela, porque este referendo consultivo deja por sentado, una vez más, que el régimen venezolano no tiene límites a la hora de inflar cifras y anunciar resultados falsos.

.
Fondo newsletter