'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Aunque todo pinta como una 'cortina mediática'

El tirano Ortega estrecha su cooperación militar con Rusia para desafiar a Estados Unidos

Daniel Ortega junto a Yuri Borisov en Nicaragua. Twitter

La reciente visita a Nicaragua, Cuba y Venezuela del viceprimer ministro ruso Yuri Borisov, tiene como propósito afianzar alianzas estratégicas en momentos de conflictos entre Rusia y Estados Unidos por Ucrania, además se trata de una cortina mediática, valora el exembajador y académico Roger Guevara Mena. El alto funcionario ruso estuvo en Nicaragua el 17 de febrero, luego de su visita a Venezuela. Tras reunirse con el dictador Daniel Ortega, Borisov partió a Cuba.

“Borisov vino a afianzar alianzas estratégicas, pero eso no representa un cambio importante para Nicaragua en materia comercial. Por lo tanto, no representa ninguna importancia económica, pero si fue básicamente una visita en la búsqueda de una solidaridad activa”, acotó el exembajador. Una visita que a criterio del experto es inoportuna porque Ortega está involucrando al país en un conflicto ajeno.

El resultado de la visita no tuvo réditos para Nicaragua, solo la “posibilidad” de futuros acuerdos. Borisov dijo en Managua que por encargo del presidente ruso Vladimir Putin, estudian la “posibilidad” de ampliar la “cooperación” con la nación Centroamericana, eso incluye la militar y la tecnológica, y anunció que seguirán apoyando al Ejército de Nicaragua, un aliado incondicional del tirano sandinista.

«Por más de 40 años hemos estado brindando apoyo tecnológico y militar a su Ejército, y vamos a seguir brindando nuestro apoyo», dijo el alto funcionario ruso a Ortega. Esa búsqueda de apoyo de Rusia en Nicaragua, es para Guevara “poco representativo y útil, a su juicio se trata de una cortina mediática que tratan de tender para que Estados Unidos se sienta presionado por la cercanía de países de la región con Putin”.

Recientemente el viceministro del Exterior de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo que “no podía confirmar ni descartar” la posibilidad de que su país envíe tropas o activos militares a Cuba y Venezuela en caso que Estados Unidos y la OTAN insistan en sus actividades” militares cerca de territorio ruso.

Por su parte el académico Evan Ellis, en su artículo “El reciente regreso de Rusia a América Latina», dijo que la posibilidad de que Rusia envié tropas a la región, es poco creíble:

“A primera vista, la credibilidad de que Rusia despliegue capacidades militarmente significativas en esos dos países [Cuba y Venezuela] es dudosa, como lo señaló el asesor de seguridad nacional de EEUU, Jake Sullivan. En el contexto de la movilización de tropas a gran escala de Rusia en su frontera con Ucrania y en otros lugares, su capacidad militar y presupuestaria para sostener simultáneamente una presencia militar significativa en el hemisferio occidental es cuestionable y probablemente sería contraproducente en su capacidad militar, económica y diplomática para lograr los objetivos de una operación militar en Europa”, apuntó Ellis.

Para Octavio Pérez, coronel en retiro del Ejército de Estados Unidos, Rusia, además del conflicto por Ucrania, no tiene la suficiente capacidad económica para establecer bases militares en la región y hacerlo en este momento es contraproducente para Putin.  Rusia tiene una base satelital en Managua, ubicada en el sector de Nejapa, acordada entre ambos países en enero de 2016. Se trata de una estación terrestre del Sistema Global de Navegación por Satélite (Glonass), la versión rusa del GPS de Estados Unidos y el Galileo en Europa.

Expertos señalan que la base satelital ha sido creada para realizar espionaje militar contra Estados Unidos. “Hay una base satelital en Nicaragua que indudablemente sirve para el control de actividades de Estados Unidos”, acotó Guevara Mena. Rusia también creó un supuesto Centro de Capacitación contra el Narcotráfico de la Federación en la nación centroamericana, inaugurado en octubre de 2017, que ha capacitado a policías de varios países de América Latina.

En 2016 Nicaragua compró a Rusia 50 tanques modelo T-72B1, y recientemente Ortega solicitó a Rusia la venta de armas modernas y preparación de los militares con el supuesto fin de enfrentar “amenazas” contra el terrorismo.

“Desde Nicaragua el panorama mundial se puede ver más gris que desde otros lados, los nubarrones amenazantes de Guerra Fría, se suman a las angustias diarias para sobrevivir, en medio de carestías, persecución, noticias de aprisionamiento y acusaciones de conspiraciones”, afirmó Guevara.

Noticias de España

.
Fondo newsletter