«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
frente a la inacción de EEUU

La alianza Venezuela-Irán amenaza la estabilidad del Hemisferio Occidental

El tirano Nicolás Maduro y el presidente de Irán, Ebrahim Raisi. Reuters

“Teherán es técnicamente capaz de fabricar una bomba nuclear. En pocos días hemos sido capaces de enriquecer uranio hasta el 60% y podemos producir fácilmente uranio enriquecido al 90%”, afirmó este domingo 17 Kamal Kharrazi, asesor del líder supremo de Irán, Alí Jamenei, según una nota del servicio de información árabe Al Jazeera.

Se trata de una noticia sumamente grave que afecta la seguridad y la paz del mundo entero y particularmente de América, debido a los nexos cada vez más cercanos entre Irán y el régimen venezolano, como lo confirman noticias publicadas recientemente sobre el tema:

Por ejemplo, el Diario Las Américas, el 14 de julio señalaba: “Venezuela proporcionará un millón de hectáreas de tierra agrícola para proyectos de cultivo de Irán en el extranjero, como parte de los acuerdos que fueron firmados por el dictador Nicolás Maduro durante su reciente visita al país islámico”.

Según la nota, Teherán y Caracas firmaron además, convenios en petróleo, refinación, petroquímica, defensa, turismo y cultura. Llama la atención que, según el experto Masoud Daneshmand, quien fuera miembro de Irán Economy House, “la inversión de Irán en la producción de cultivos como el maíz y la soja en Venezuela no es rentable, debido a la lejanía geográfica y los altos costos de transporte”, por lo que podría tratarse de una operación encubierta para esconder otras intenciones.

Por otra parte, la agencia iraní IRNA informó que los ministros de Ciencia de Irán y Venezuela examinaron -vía online- los mecanismos para desarrollar la cooperación científica entre ambas repúblicas”.

Por estas y otras informaciones como las descritas, los diputados del Congreso Nacional de Chile, Andrés Jouannet y Juan Undurraga, alertaron, durante su participación en el foro “Perspectiva a tres caras: Investigación del Avión de Conviasa en Argentina”, sobre el peligro que para Iberoamérica representa la alianza de Maduro con Irán.

Por tanto, no resulta descabellado suponer que una vez que Irán logre producir la bomba nuclear, intente llevar algunas de éstas a territorio venezolano con dos propósitos: primero, amenazar a Estados Unidos desde pocos kilómetros de distancia, como lo hizo en su oportunidad Fidel Castro; y segundo, garantizar que Maduro se perpetúe en el poder.

Cada vez se hace más difícil entender cómo la administración Biden manejando estas informaciones busca acercamientos con Nicolás Maduro y su régimen, cuya trayectoria criminal es ampliamente conocida en el planeta. De tal manera que Maduro, entre conversaciones y negociaciones avaladas por EEUU, ha ido ganando tiempo; el suficiente para blindarse en el poder con armas estratégicas y con apoyos de potencias extra continentale, como lo son Rusia, China e Irán.

Es desde esta perspectiva que deben analizarse los ejercicios armados que fuerzas militares de Rusia, Irán y China, en conjunto con otros diez países aliados, pretenden hacer el próximo mes de agosto en Venezuela, los cuales han denominado como los “Sniper Frontier”.

Es Maduro y su alianza con Irán, Cuba, Rusia y China una amenaza real digna de ser tomada en cuenta por los americanos, con seriedad.

TEMAS |
.
Fondo newsletter