«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ANTE EL REPUNTE DE LA CRIMINALIDAD

Lasso ratifica su política del orden y ofrece indultar a policías que abatan delincuentes

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. Europa Press

Ecuador vive los días más violentos de su historia. Hay masacres en las cárceles y sicariato en las calles. De hecho, ya hubo un atentado con bomba recientemente; algo inusual en la hasta ahora tranquila nación sudamericana. Uno de los principales problemas es que la Justicia ecuatoriana castiga con severidad a quienes combaten el crimen. Sin embargo, desde el Ejecutivo, el presidente Guillermo Lasso anunció que indultará a los policías que abaten delincuentes, buscando hacer frente a este fenómeno.

Policía salvó a un menor de edad de tres asaltantes

Lasso calificó de injusta la condena al policía Santiago Olmedo. Olmedo impidió el asalto de un menor de edad por parte de tres sospechosos con un arma blanca en la ciudad de Riobamba (provincia de Chimborazo). El funcionario actuó en el lugar de los hechos disparando contra los asaltantes. Dos murieron, uno en el sitio del robo y otro en un hospital. El tercer cómplice logró escapar.

El presidente anunció que acompañará la apelación de la sentencia ante la Corte Nacional de Justicia. Espera que la Justicia actúe y en caso de fallar, ofrece vetar la decisión. No solo en este caso sino en cualquiera que suceda: “Ratifico mi voluntad de indultar a los policías injustamente condenados por cumplir con su deber. Siempre respaldaremos a quienes defienden el Ecuador”, anunció en redes sociales.

Justicia cuadruplica la condena del policía

El mandatario ha mantenido una postura pro-policía desde que estuvo en campaña. Pero la inconformidad ciudadana crece en cuanto el presidente espera a la Justicia, en lugar de actuar inmediatamente en este sentido. Así, en el caso de Olmedo, quien para la opinión pública es inocente, se aguarda una decisión desde el 11 de junio del 2021.

Y es que la Justicia ecuatoriana no solo condenó recientemente a un policía sino que además cuadruplicó su pena. La Sala Penal de la Corte de Justicia de Chimborazo incrementó la condena  de tres años y cuatro meses a 13 años. El policía Santiago Olmedo fue condenado por extralimitación en la ejecución de un acto de servicio.

Ministro de interior acusa que la Justicia paraliza a la policías

Apenas salió a la luz la condena, se pronunció el ministerio de interior Patricio Carrillo. “Corresponde apelar y lo haremos”, aseguró Carrillo, quien se manifestó molesto por el aumento de la sentencia en contra de Santiago Olmedo. Ratificó que junto al presidente apoya la apelación al caso del policía perseguido por hacer su trabajo.

Señala que esa es la respuesta y el mecanismo democrático. No se impondrán por la fuerza. Sin embargo, denuncia que la condena de Olmedo emite un mensaje: “Inmovilizar y paralizar a la policía”.

Activismo judicial: un mal regional

Lo que sucede en Ecuador es el reflejo de la doctrina jurídica imperante: el garantismo. La tesis que superpone las garantías de los delincuentes sobre los inocentes. Aplica la lógica marxista de la redistribución de la riqueza al ámbito social. Parte de la premisa que el delincuente lo es por causa de las injusticias de la sociedad. Por ende, esta está en deuda con él y sus penas deben ser menores. En cambio, acusa a la policía de ser parte de ese aparato represor que lleva al delincuente a tales actitudes. Lo cual pone a la Justicia en contra de las fuerzas del orden.

Dos grandes autores están presentes allí. En la actualidad el Juez Zaffarroni (Argentina), padre de la doctrina que lleva su nombre.  Es hoy juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Como tal, referente regional en materia judicial. Se deriva a su vez del filósofo del mayo francés Michel Foucault y consigo de la corriente abolicionista de las cárceles.

En una era donde el narcotráfico azota las fronteras, los mares y las calles, esta corriente y su correspondiente activismo judicial resultan convenientes para quienes se alimentan políticamente de ello. Más aun donde se ha revelado que financia campañas. En Brasil incluso la Suprema Corte (Tribunal Supremo Federal) le prohibió a la prensa hablar de los vínculos entre el Partido de los Trabajadores de Lula Da Silva y la mayor red criminal de Sudamérica: el PCC.

Un juez se opuso a la corriente

Combatir el crimen no resulta conveniente cuando el relato es que el delincuente es una víctima y no un agresor. Pero aún hay jueces dispuestos a enfrentar a la corriente imperante. Así lo asegura el abogado defensor de Olmedo, Hugo Espín, quien afirma que el juez Fabián Toscano votó por la reducción de la pena, contrario a la voluntad de sus pares.

 “Cuando existen este tipo de fallos, es muy común tener un fallo unánime. Pero aquí hubo un juez que reducía la pena, y que encontraba incluso incongruencias en el manejo del proceso”, dijo Espín.

El abogado de Olmedo señaló que acudirá a la Corte Nacional de Justicia. No descansará la defensa.  De igual manera, Fausto Salinas, comandante General de Policía, declaró públicamente su respaldo al policía Santiago Olmedo.

Una resolución a su favor sería ejemplar en cuanto a la lucha contra la delincuencia en el Ecuador y la región. Dado que hasta ahora aumenta la vulnerabilidad de los ciudadanos que respetan los bienes ajenos mientras aumentan las garantías de quienes las sustraen.

Está en manos del presidente Guillermo Lasso cumplir con su promesa y darle al Ecuador lo que tanto pide: seguridad.

.
Fondo newsletter