«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
PROMOVIDA POR EL CÍRCULO CULTURAL DE LA CAPITAL PERUANA

Lima celebra su 489 aniversario con la escenificación del encuentro entre un inca y el virrey

Recreación del encuentro entre el inca Sayri Túpac y el virrey Andrés Hurtado de Mendoza

En el marco del 489 aniversario de la fundación de la ciudad de Lima, capital de Perú por el trujillano Francisco Pizarro, el Círculo Cultural de Lima y el Movimiento Hispano-peruanista, en coordinación con el área de Cultura de la municipalidad metropolitana, promovieron una recreación de la llegada del inca Sayri Túpac a dicha ciudad en 1558, durante el gobierno el virrey Andrés Hurtado de Mendoza.

Gustavo Mirano, fundador del Círculo Cultural de Lima, aseguró que esta iniciativa nace a raíz de la disputa de carácter jurídico-cultural en torno a la recreación del Inti Raymi (la Fiesta del Sol) en el Circuito Mágico del Agua de Lima, y que es una de las celebraciones más importantes del Cuzco, antigua capital inca.

«Debido a las protestas de la alcaldía del Cuzco y la amenaza de la toma de acciones legales por parte de la Empresa Emufec, contra el Circuito Mágico del Agua y la empresa Emlima, el señor Joel Rodríguez, miembro del Movimiento Hispano-peruanista de Lima, hizo una propuesta pública a través de su cuenta oficial de Twitter en la que recomendaba una recreación contemporánea de la Llegada del Inca Sayri Túpac a Lima, tomando como base la obra del cronista Felipe Guamán Poma de Ayala, Nueva Crónica y Buen Gobierno. Un hecho histórico ocurrido en la capital, Ciudad de Los Reyes, el 5 de enero de 1558 y que dio lugar al Tratado de Reyes de ese mismo año, entre el Inca del Vilcabamba y el virrey del Perú, Andrés Hurtado de Mendoza», dijo Mirano en entrevista con La Gaceta de la Iberosfera.

De acuerdo con Mirano, esta propuesta tuvo eco en otros ciudadanos como Rafael Aita, más conocido como Capitán Perú, y Gustavo Ballón, actual colaborador de la administración edil en el área de Cultura; los dos integrantes del Círculo Cultural de Lima. Ambos hicieron llegar la propuesta a Miguel Molinari, actual director de Cultura de la Municipalidad Metropolitana.

«Mi incorporación tiene lugar en enero a raíz de una conversación con Rafael sobre la importancia de la visualización de las unanchas [estandartes] incas que utilizó la comitiva de Sayri Túpac y sus nobles de Vitcos cuando llegaron a la ciudad; se trataba de la Unancha de Manco Inca, la cual siguió siendo utilizada por sus hijos, Sayri Túpac, Titu Cusi Yupanqui y Túpac Amaru, hasta el final del reino de Vilcabamba. Este símbolo estuvo presente en el Tratado de Reyes de 1558 y en el Tratado de Acobamba de 1566 entre Titu Cusi Yupanqui y el representante del presidente de la Real Audiencia de Lima, Don García de Melo», remarcó.

«Entre las principales organizaciones que participaron podemos encontrar a la Agrupación Ritmos de Tiempo, la Asociación Chumbivilcana, la banda oficial musical de la Municipalidad, agrupaciones culturales de la Dirandro, Seguridad Vial y Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional del Perú», agregó.

Los incas no son ajenos a Lima

Mirano resaltó la importancia de esta representación para dar a conocer a los limeños, quienes no conciben la figura del Inca en sus calles por considerarlo un elemento histórico-cultural más relacionado con el sur del país, en especial del Cuzco, de que estos estuvieron presentes en la capital durante el virreinato.

«Esta representación tiene el propósito de demostrar que los incas estuvieron presentes en Lima durante el virreinato, y que no solo pasaron por estos valles durante su expansión. Es más, durante la Rebelión de Manco Inca de 1536, fue un inca como el general Quizu Yupanqui quién llegó a estos valles con un propósito muy distinto al que tenía Sayri Túpac, tan solo un año después de haberse realizado la fundación española. Los incas también forman parte de la historia de Lima durante la Gobernación de Nueva Castilla y el Virreinato del Perú. Los incas pasearon por nuestras calles, visitaron la Catedral, cenaron en la Casa del arzobispo de Lima, Gerónimo de Loayza, y hasta fueron hospedados en el Palacio de Gobierno por el virrey de la época. Los incas no son ajenos a Lima y no son exclusivos del Cuzco», subrayó.

Más representaciones históricas

El fundador del Círculo Cultura de Lima aseveró que, luego del éxito de esta representación, su agrupación busca recrear también otros episodios históricos, como la fundación de la ciudad, que contó con la participación de los curacas de los valles de Lima aliados a Francisco Pizarro, como Taulichusco «El Viejo» y sus hijos, así como los curacas ychmas de Sulco, Guatca, Limaq, Maranca y Callao.

«También está la Llegada de Mama Contarhuacho con sus miles de tropas de huaylas, que marcharon desde Ancash para socorrer a la ciudad, dónde se encontraba su hija, Inés Huaylas Quispe Sisa y su nieta, Francisca Pizarro Yupanqui, durante el Sitio de Lima de 1536. Tenemos pensado estas y otras propuestas que expresan la alianza hispano-andina que dio lugar a nuestra peruanidad y que se materializó en distintos momentos de nuestra historia», puntualizó.

Renunció a sus derechos en favor de la Corona española

Sayri Túpac, hijo legítimo de Manco Inca y de la coya Sihihui Chimpo Ocllo, salió de su refugio en Vilcabamba para negociar la paz y renunció a sus derechos en favor de la Corona española en 1558, siendo recibido en Lima por el virrey del Perú, quien le concedió una renta para él y sus hijos, así como títulos a perpetuidad, servidores y un escudo con armas propias. A cambio le impuso la condición de abandonar Vilcabamba y que pudiesen entrar frailes o clérigos a predicar a sus súbditos.

Convertido al cristianismo, Sayri Túpac falleció a los 21 años y dejó como heredera y mayorazga del marquesado de Oropesa a su hija Beatriz Clara Coya, siendo enterrado en una bóveda funeraria en el altar mayor de la iglesia del convento de San Domingo en el Cuzco.

.
Fondo newsletter