'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Astorga buen ejemplo de la agonía de las religiosas

http://www.revistaecclesia.com/astorga-cuenta-con-mas-de-100-religiosas-con-una-media-de-edad-de-mas-de-70-anos/

Hay en la ciudad más de cien religiosas pero con una media de edad superior a los 70 años. Las Claras tienen alguna joven pero en las demás el mañana es negrísimo. Ya no somos profetas de calamidades sino constatadores de la trágica situación de la vida religiosa. Hubo una apuesta por un cambio a peor y ya se ven los resultados. Que han dejado en evidencia a quienes, por maldad o necedad, se empeñaron en que la vida religiosa desapareciera. Lo han ya casi conseguido. Porque comunidades de más de 70 años no hay quien las levante salvo especialísimo milagro de Dios. Cierto que ocurrió en Lerma pero las Verónicas Berzosa no suelen repetirse.

Astorga se va a quedar sin vida religiosa femenina. Apenas quedarán las claras como tristísimo recuerdo de un ayer. Y curiosamente las clarisas no habían entrado, salvo muy contadas excepciones, en la vorágine secularizadora que ha llevado a esto.

Ahora vendrán los de siempre con lo de que el hábito no hace al monje, que lo importante es el interior… Pues ya lo ven. Cierto que las hay que agonizan con hábito pero sin él se mueren todas. Y las que no conocen la ruina general lo llevan. El problema está en la secularización que ha acabado con los religiosos y las religiosas. Y dejar el hábito es una muestra más de ello. No vamos a negar otros factores: una sociedad que se ha alejado de Dios, familias sin apenas hijos e incrédulas en su mayoría, jóvenes que rehuyen cualquier compromiso… Pero también una vida religiosa que no atrae a nadie. Porque para vivir así uno se queda en su casa.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter