'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

¿Es nazi el separatismo catalán?

Los nacionalismos exacerbados se basan en la creencia de que sus partícipes son superiores a los de otros conjuntos humanos. A veces se sustenta en valores, otras en la sangre, pero siempre el que defiende la separación se siente superior a aquello de lo que pretende alejarse (nunca es por sentimiento de “ser peor” que el conjunto). El separatismo catalán de nuestros días, no ha hecho más que desempolvar los principios del separatismo en los años treinta. Claro está que antes del nazismo y del holocausto juzgado internacionalmente en Núremberg, hoy no puede hablarse tan claro como en los treinta y la simbología con águilas, estrellas de cinco puntas y las llamas están en desuso. En lo fundamental: los contenidos, y su pobre pretendido cientifismo, esas ideas siguen flotando en el subsuelo de Esquerra Republicana o de Convergencia i Unió.

Un buen amigo que hace llegar algunos opúsculos, como “La Raça” (“La Raza”) de un tal M. Rosell i Vilar, fechado en 1930, del que no puedo remediar traducir algunos párrafos, para que entiendan de donde proceden hoy algunas conductas políticas que, para los que no pertenece al secesionismo son inexplicables. Se trata de creencias racistas. En los años treinta buscaban desesperadamente acomodo científico; hoy son emociones que no precisan ser justificadas solo corren en paralelo a ideas como el “derecho a decidir” y, claro está el referéndum.

/p>

“En España (entendiendo como tal el territorio que existe al sur del Ebro, exceptuando claro está al País Valenciano) se han sucedido los mismos aludes migratorios exceptuando los jónicos mocho menos importante los célticos y nulo los occitanos. Por otra parte ha sido considerable, aunque no definitiva, la influencia de árabes y moros que se han mezclado con los autóctonos en especial en el Sur, dado paso a un mestizaje que se reconoce por unos caracteres morfológicos externos (pelo más oscuro y rizado y color de piel más oscuro y que se debe a un mayor poder pigmentario y no al sol), además el ángulo anterior mandibular es inferior al del catalán.

/p>

Se puede considerar el español como un elemento de la raza blanca en franca evolución hacia un componente racial africano-semítico (árabe). El coeficiente de inteligencia de un español y un catalán, según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Educación y Ciencia español da una clara ventaja a los catalanes.

La progresiva degradación racial española puede contagiarse a los catalanes debido a la fuerte inmigración, los frutos pueden verse si observamos la diferencia caracterológica entre el hombre del campo, no contaminado por el linaje español, y el de las ciudades.

El carácter trabajador y europeo del catalán es un factor anímico bien contrario al gandul y pro-africano español.

Por todo eso tenemos que considerar que la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española y por tanto el catalán es superior al español en el aspecto racial”.

Tampoco tiene desperdicio el ejemplar de “Quadres del Separatisme” dedicado a “Fundamentos Científicos del Racismo” que, aunque parezca increíble se escribió en los treinta. Para los incrédulos incluyo la portada.

/p>

 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter