Dos niños, violados y descuartizados durante un ritual satánico en Brasil

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Un empresario y su hijo habían encargado el ritual en busca de prosperidad de su negocio.

La policía brasileña se encuentra en plena investigación de un terrible ritual satánico en el que dos menores, muy posiblemente argentinos, fueron sacrificados y descuartizados en la localidad de Novo Hamburgo, en Río Grande del Sur.
Los agentes tienen siete sospechosos, cuatro presos y tres fugitivos, acusados de matar a los niños y arrojar partes de su cuerpo en la carretera. Entre ellos se encuentra Silvio Fernández Rodrigues, de 44 años, autor de rituales de magia negra.
Además también han sido detenidos el empresario  Paulo Ademir Norbert da Silva y su hijo, que habrían encomendado ese crimen bárbaro en busca de prosperidad en los negocios.
Para realizar el ritual, el hombre, que se autodenomina brujo, habría reclamado unos 6.000 euros además de la sangre de los dos menores. Los pequeños fueron drogados, decapitados y descuartizados. Además, los participantes abusaron de ellos y bebieron su sangre.
«Aún es una hipótesis, pero como él (Fernandes) es de allá, creemos que los niños pueden haber sido traídos de Argentina», declararon los agentes.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Deja una respuesta