«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«Hemos disparado a las 08.15 de esta mañana 62 cohetes contra la base israelí de Merón»

Hezbolá lanza más de 60 cohetes contra Israel en «respuesta inicial» a la muerte de Salé Al Aruri

Las milicias de Hezbolá han confirmado el lanzamiento este sábado de más de 60 cohetes contra una base militar israelí en lo que describen como su «respuesta inicial» a la muerte esta semana durante un ataque atribuido a Israel en la capital de Líbano, Beirut, del número dos del brazo político del movimiento islamista Hamás, Salé al Aruri.

«Hemos disparado a las 08.15 de esta mañana 62 cohetes contra la base israelí de Merón», ha anunciado Hezbolá en un comunicado recogido por el L’Orient le Jour, «como parte de la respuesta inicial al asesinato del dirigente de Hamás, Salé Al Aruri, y sus camaradas». La base, ubicada en la cima del monte Merón (o monte Jarmaq para los árabes), es considerada uno de los dos principales centros de vigilancia y control aéreo del Ejército israelí en el norte del país.

«El ataque se llevó a cabo con 62 misiles de varios tipos, causando impactos directos en la base y heridos confirmados», según Hezbolá, que describe la base como «el único centro de inteligencia, vigilancia y control aéreo en el norte de la entidad usurpadora», en referencia a Israel.

El Ejército israelí ha confirmado el ataque de Hezbolá contra la base de Merón tras constatar al menos 40 cohetes en vuelo, la mayoría interceptados, que de momento no han dejado víctimas, según la versión de los militares. Los militares han efectuado un contraataque que habría alcanzado «una célula terrorista responsable de los lanzamientos».

Fuentes locales han confirmado en este sentido ataques israelíes a las afueras de las localidades de Aita el Chaeb, Ramiyé y Beit Lif mientras que la agencia oficial de noticias libanesa NNA ha constatado bombardeos en Hula y Wadi Sluki, de momento sin víctimas.

La ofensiva ha desatado la alarma en al menos 94 comunidades israelíes fronterizas con Líbano, cuyos residentes han recibido la orden de resguardarse ante nuevos lanzamientos o ataques con aviones no tripulados.

Las autoridades locales del norte de Israel también han confirmado el cierre temporal de varias carreteras de la zona «hasta nuevo aviso tras recibir la evaluación del Ejército israelí sobre la situación actual», ha hecho saber el Consejo Regional de la Alta Galilea en un comunicado recogido por el portal de noticias israelí Walla. El cierre afecta a las comunidades de Kiryat Shmona, Czatod, Margaliot o Malia, entre otras.

Al menos 11 personas murieron el martes después de que un dron disparara contra las oficinas que Hamás dispone en el sur de Beirut. Las víctimas fueron identificadas como miembros de Hamás, entre los cuales también figuran Samir Efendi y Azam al Aqra, altos cargos de las Brigadas de Ezzeldín al Qassam.

Al Aruri residía en Líbano desde 2018 y en 2010 fue liberado tras pasar doce años en cárceles israelíes. También comandante de estas brigadas, se le atribuye la responsabilidad de haber ideado ataques contra Israel desde territorio libanés, así como la intermediación para liberar a rehenes tomados por Hamás el 7 de octubre.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter