'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Rusia niega su implicación en el envenenamiento del exespía en Reino Unido

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ofrece una rueda de prensa en Moscú
El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ofrece una rueda de prensa en Moscú. |Efe

Rusia aseguró que la primera ministra británica, Theresa May, no tiene ninguna prueba de que Moscú esté detrás del envenenamiento con un agente nervioso del exespía Serguéi Skripal en el Reino Unido.

«Vamos a hablar objetivamente y con sinceridad: sobre el veneno nadie sabe nada. Incluida Theresa May, que no tiene ninguna prueba auténtica en su poder«, dijo María Zajárova, la portavoz de la Cancillería rusa, en declaraciones a la televisión pública.
La diplomática denunció que toda la información que están divulgando los medios del Reino Unido es «la clásica máquina de propaganda británica», que está utilizando «prácticamente todas sus armas».
«Esto no es un incidente, sino una colosal provocación internacional. Vamos a llamar las cosas por su nombre», dijo.
Además, rechazó el lenguaje de «ultimátum» utilizado por May en el Parlamento británico, donde dio a Rusia hasta este miércoles para explicar lo ocurrido con Skripal, que junto a su hija permanece en estado crítico desde que fueron hallados inconscientes en el banco de un parque en Salisbury (sur de Inglaterra).
«Se debe entender que después de lo que dijo el presidente (Vladímir Putin) nadie puede llegar al Parlamento de su país y decir: ‘Doy a Rusia 24 horas’. ¿A quién le dan 24 horas?», señaló.
Se refería al reciente discurso de Putin en el que presentó el nuevo arsenal nuclear ruso capaz de burlar el escudo antimisiles estadounidense.
Zajárova explicó que, precisamente, al embajador británico llamado este martes a consultas a la Cancillería rusa se le informó de que esas palabras de May son «inadmisibles».
Pese al «espectáculo y toda la histeria», subrayó que Rusia está dispuesta a cooperar para esclarecer lo que le pasó a Skripal y a su hija, recordando que ésta es ciudadana rusa.
La embajada rusa informó también de que ha enviado al Ministerio de Exteriores británico una nota en la que insiste en su «no implicación en el incidente ocurrido en Salisbury».
Mientras, el Gobierno ruso afirmó que Rusia ha destruido todos sus arsenales químicos, lo que fue confirmado el pasado año por los inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.

Macron y Trump, con May

EL presidente de Estados Unidos, Donald TrumpEl presidente de Francia, Emmanuel Macron, respaldó  al Gobierno británico. Un comunicado divulgado por la presidencia francesa informó de que Macron conversó por teléfono con May, a la que expresó «su total solidaridad».
El presidente condenó ese ataque, que tachó de «inaceptable», y realzó «el compromiso de Francia en la lucha contra la impunidad en el uso de armas químicas».
Donald Trump, por su parte, exigió a Rusia «respuestas inequívocas» sobre quién estuvo detrás del ataque tras conversar con May.
«El presidente Trump acordó con la primera ministra May que el Gobierno de la Federación Rusa debe ofrecer respuestas inequívocas acerca de cómo este arma química, desarrollada en Rusia, llegó a ser empleada en el Reino Unido«, señaló la Casa Blanca en un comunicado.
«Los dos líderes acordaron la necesidad de consecuencias», agregó la nota, «para aquellos que usan estas atroces armas en flagrante violación de las normas internacionales».
Asimismo, Trump expresó su solidaridad con su «más estrecho aliado» y ofreció asistencia para la investigación.
Skripal, que era coronel, trabajó para el espionaje militar ruso antes de ser condenado en 2006 a 13 años de prisión por actividades de espionaje para los servicios secretos británicos MI6, aunque pasados varios años fue liberado durante un canje de espías y se estableció en el Reino Unido.
 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter