'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Tillerson, de esbirro de Putin a 'último reducto de la cordura'

El exsecretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson

No se puede criticar a Trump por designar a Rex Tillerson como secretario de Estado y luego escarnecerlo por decidir su destitución.


Ya sabemos que los medios de comunicación españoles aprovechan cualquier pretexto para vituperar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Cabe demandar, en cualquier caso, cierta vergüenza. O sutileza, si se prefiere. No se puede atacar a alguien por hacer una cosa y también por hacer exactamente la opuesta. Trasladando este principio general a lo particular, no se puede criticar a Trump por designar a Rex Tillerson como secretario de Estado y luego escarnecerlo por decidir su destitución.
Eso es, sin embargo, lo que hace el diario El País, que no pierde oportunidad de presentar al presidente de EEUU como un botarate desnortado. Tras la destitución de Rex Tillerson como jefe de la diplomacia norteamericana, el periódico español de mayor tirada se ha apresurado a describir a este último como freno de la ‘narrativa ultranacionalista’ de Trump y como ‘último reducto de la cordura’. ‘Reflexivo y acostumbrado a acuerdos de largo plazo – dice El País –, su gestión se vio inmediatamente sacudida por el estilo de Trump y sus impresivos tuits’.
Estas ditirámbicas palabras contrastan con las que ese mismo diario utilizó para definir a Tillerson cuando fue designado secretario de Estado por el mandatario republicano. No en vano, entonces, El País lo presentó como una especie de siervo del presidente ruso, Vladimir Putin.
‘Tillerson, que ha hecho toda su carrera en ExxonMobil, recibió en 2013 la Orden de la Amistad de manos de Putin. Al frente de la multinacional energética, el nominado para el cargo de secretario de Estado reforzó la presencia en Rusia con una alianza con la petrolera estatal Rosneft. Según amigos y socios de Tillerson citados por The Wall Street Journal, pocos ciudadanos de EE UU son tan próximos hoy a Putin como él’, rezaba el artículo del periódico global.
Estas incoherencias de El País, que debería regocijarse de que Trump haya prescindido de tan siniestro personaje, no han pasado desapercibidas en redes sociales. Así, han sido ingentes los tuiteros y periodistas que las han criticado.
 


Entre estas críticas, sobresale la del egregio periodista de ABC Hermann Tertsch: ‘Este titular de ElPaís sobre el último reducto de cordura sería solo falsario y bastante gilipollas si no se recordara lo que insultó en su sección anti Trump a Tillerson que al llegar era matón de petroleras y casi agente de Putin. Siendo así es además profundamente ridículo (…) Mike Pompeo tiene garantizado que, cuando Trump decida relevarlo, pasará de ser hoy un oscuro halcón ultraderechista radical y filofascista a ser el último vestigio de civilización y talante dialogante que quedaba en la Casa Blanca. Eso sí, puede que ya sea en el segundo mandato’.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter