Marcial Cuquerella (Cartagena, 1977). Ingeniero Industrial e Ingeniero Informático. Hermano, hijo, nieto y bisnieto de marino. Vinculado toda su carrera al mundo de los medios, fue director de Intereconomía de 2005 hasta 2014. Hoy inversor en empresas de tecnología y asesor estratégico en compañías de comunicación.

50 Consejos de un tío a su sobrino

  1. Lávate los dientes antes de ponerte la corbata.
  2. Aprende a afeitarte con brocha.
  3. Compra herramientas de calidad, para que sólo lo tengas que hacer una vez.
  4. La barba es el wonderbra de los hombres.
  5. Nunca pegues a nadie si no representa una amenaza inmediata.
  6. Que verte llorar sea un privilegio.
  7. No la lleves al cine en la primera cita.
  8. Si estás convencido de que tienes el 100% de la razón, estás equivocado.
  9. Cuando pidas perdón, di “perdón”. Punto.
  10. Nada tiene más clase que un buen traje hecho a medida.
  11. Mira siempre a los ojos de la gente cuando hables con ellos.
  12. Guárdate dos horas a la semana para soñar despierto.
  13. Compra un desatascador antes de necesitarlo.
  14. Si alguien te dice “no es por dinero”, es por dinero.
  15. Los pequeños ahorros son los que te hacen rico. No conozco a un rico derrochador.
  16. Los tirantes aflojan la barriga.
  17. Llama a tus padres cada semana.
  18. Aprende a hacerte rápido el nudo de la corbata.
  19. Al despacho debes llegar llorado de casa.
  20. Aprende a diferenciar lo antiguo de lo clásico.
  21. El primero que levanta la voz, pierde.
  22. Da la mano con firmeza y mirando a los ojos.
  23. Sus zapatos lo dicen todo.
  24. Ya no tienes edad para llevar camiseta.
  25. Si no confías en ti mismo, actúa como si lo hicieras. La confianza vendrá.
  26. Conocerás al hombre por el tamaño de las cosas que le preocupan.
  27. Sé consciente de tu lenguaje corporal.
  28. Quita mérito a todas las victorias que no te hayan costado esfuerzo.
  29. La única razón para apuntar con un arma a alguien es para disparar.
  30. Levántate siempre para dar la mano, y siempre que entre una mujer en la sala.
  31. No prestes nunca lo que no te puedes permitir perder.
  32. Hay cosas de las que eres responsable, aunque no seas culpable.
  33. No te asocies (ni salgas) con alguien que no lo desee tanto como tú.
  34. Trata de conquistar cosas que estén fuera de tu alcance. Te sorprenderás.
  35. Toma la decisión que conlleve una buena historia.
  36. No le intentes caer bien a la gente, intenta que ellos te caigan bien a ti, el resto vendrá.
  37. Cuida tu físico, no puedes decirle a tu mujer que la quieres y ponerle un cerdo en la cama todas las noches.
  38. Gasta tu primer sueldo en tus padres y en el mejor perfume.
  39. Juzga a una persona por cómo trata a la mujer de la limpieza y al conserje.
  40. El fracaso es natural, tu trabajo es sobreponerte.
  41. No conozco un solo zurdo tonto.
  42. Nunca dejes de aprender, lee, escucha podcasts, audiolibros…Sé inquieto, curioso, pregúntatelo todo. La especialización es para las hormigas.
  43. No escuches para responder, escucha para aprender.
  44. Es más fácil no empezar con un vicio que dejarlo, y más barato.
  45. Si eres la persona más inteligente de la sala, estás en la sala equivocada.
  46. La Biblia es el libro más influyente de la historia, por algo será. Aprende a leerla.
  47. Todo el mundo encuentra tremendamente atractiva la seguridad en uno mismo. Sí, las mujeres también.
  48. Haz lo que quieras, pero hazlo muy bien.
  49. Dios te habla a través de tu conciencia.
  50. No hay mejor somnífero que una conciencia tranquila.

Deja una respuesta