PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.
Ver biografía
Ocultar biografía
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.

Con los 500 millones de euros que Sánchez ha destinado en los presupuestos al ministerio de Irene Montero para que los dilapide en chorradas, guarrerías, niñeras y amigos delincuentes, -¡Ay isla de La Palma!-, la creadora de los 18 sexos tiene margen para seguir convirtiendo su cosa en un antro delictivo. El próximo en llegar a sus dominios con un sueldo superior a los 100.000 euros será Alberto Rodríguez, el agresor de policías. A Isabel Serra ya le ha dado despacho, mesa, secretaria, asesora y poder. El próximo año de 2022 las puertas de la cárcel se abrirán para que disfrute de la libertad uno de los más sangrientos criminales de la ETA, el francés Parot. Le recomiendo a la abandonada que lo contrate como profesor de francés. Tengo noticias del escaso dominio del francés –me refiero al idioma, no a lo otro- que impera entre los altos cargos de ese ministerio de Obsesiones Sexuales, que así tendría que denominarse. El francés – y sigo refiriéndome al idioma y no a lo otro- es una lengua de alambicada pronunciación si no se ha aprendido desde la infancia. Y con giros complicados. Para colmo, los franceses lo han enriquecido con una jerga dialéctica muy caudalosa. También los españoles. Se habló en su tiempo de un joven y afanoso lingüista de Wisconsin que aprendió a leer y hablar en español sin salir de Wisconsin. Cuando visitó España por primera vez, durante una larga estancia en Madrid, comprendió que no comprendía nada. –Los superlativos no me entran, porque no tienen las mismas raíces que la voz llana-. Por ejemplo, no se dice, “malo, muy malo, malísimo”, sino “malo, muy malo, e hijoputa”. Y también “rápido, muy rápido y echando leches”, “tonto, muy tonto y gilipollas”, y “lento, muy lento y pisando huevos”. Ahora se asombraría con el superlativo de paleto, hortera, cursi y traidor. Todos terminan en Sánchez.

Si la contratación de delincuentes condenados por los tribunales por probados delitos es prioritaria en los planes de la ministra tonta, ya puede ir pensando en Parot y en Otegui. Y cuando vuelva Puigdemont, que lo tenga en cuenta

Pero a la ministra abandonada de Obsesiones Sexuales – aunque esas obsesiones no le hayan abandonado a ella-, lo que le interesa es el francés. Y Parot sería un gran profesor. Parot en la pizarra y en los pupitres Isabel Serra, Alberto Rodríguez, Sánchez Mato, la Celia, la niñera, la gorda, y todo el alumnado. Y con el francés bien aprendido y pronunciado, a estudiar el vascuence, o mejor escrito, el “batúa”, con Otegui de profesor bien pagado. Un ministerio cultivado, como la ministra. Alguien escribió que cuando oía que determinada mujer estaba muy cultivada se la figuraba con las orejas llenas de zanahorias, nabos, espinacas, legumbres y ahora, brócoli. El Gran Santiago Amón decía que José María de Areilza, Conde de Motrico, era tan elegante que al pronunciar el monosílabo afirmativo “sí” ponía labios de “oui”. Y podría aceptar entre tan distinguidos alumnos a su compañero Marlaska, de quien se cuenta que en una reunión interministerial de Interior hispano-argelina, celebrada en francés, en lugar de decirle a su homólogo de Argel “merci, mon ami”, se trabucó de timideces y le soltó un “merci, mon amour” que no fue correspondido, y a un paso estuvo de provocar una ruptura de relaciones. De momento, nos han reducido el cupo de gas natural. 

Porque 500 millones sólo en cochinaditas y majaderías no se pueden gastar. Por muchos delincuentes que se contraten, seguirá sobrando dinero, el que le falta a la isla de La Palma, por ejemplo. Si la contratación de delincuentes condenados por los tribunales por probados delitos es prioritaria en los planes de la ministra tonta, ya puede ir pensando en Parot y en Otegui. Y cuando vuelva Puigdemont, que lo tenga en cuenta, aunque ese pájaro es más caro que los demás, según se ha demostrado. 

Le ofrezco soluciones para derrochar el exceso de dinero del que va a disfrutar. Es posible que su lista de delincuentes con posibilidad de entrar en el antro no coincida con la que yo le propongo con la mejor voluntad del mundo.

¡Voilá!

Deja una respuesta