«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.
Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.

En una semana Dios crea el mundo y el socialismo lo destruye

23 de junio de 2024

El fiscal general saluda a Sánchez como quien saluda al puto amo. Le faltó tirarse al suelo. Parece López Vázquez en aquella inolvidable escena: «Un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo». Yo esperaría de un cargo semejante algo de pudor. Un «que no se me note». Quizá cierta distancia por la Bergoña investigada. Al fin y al cabo ver a todo un Fiscal General del Estado echando unas risas con una mujer que está imputada por corrupción y tráfico de influencias da cierto repelús. Pero no. Esa justicia que babea es la que quiere el gobierno. Imagino el proceso de selección.

¿Qué os parece Alvarito? Bien, hará lo que se le pida. Ni currículum ni leches. Luego sabemos por sus mensajes que al fiscal le preocupa más el relato, es decir, su culo, que la justicia. Que si es necesario, es decir, si su culo lo requiere, puede cometer un delito. De esa pasta está hecho. Por algo le dieron el puesto. El Sánchez de ahora no es el de hace años. Aquel que preguntó al periodista «¿de quién depende la fiscalía?» y se respondía “pues eso”. Ahora contestaría distinto. «¿Que de quién depende? De mis cojones morenos». Pero así está el socialismo. Plegado al amo, de quien cuelga el sueldo. Es la Chiqui aplaudiendo como la fan ordinaria que es mientras se burla de los portavoces de la oposición. Es el grupo parlamentario puesto en pie cada vez que entra el jefe. Es el consejo de ministros haciéndole la ola. Luego sale a la calle y le dicen de todo menos bonito. Menudo contraste.

El constitucional, compuesto por ex cargos del PSOE, perdona al socialismo andaluz por los ERE, el mayor caso de corrupción de la democracia española. Setecientos millones de pavos. Allí no pasó nada, circulen. La minoría de magistrados decentes que no están de acuerdo con el fallo afirman que los miembros del gobierno se sitúan por encima de la ley. Bueno, sus socios también lo están. Se crearon indultos y una amnistía sólo para ellos. Si borramos los delitos de los indepes, ¿por qué no borrar los nuestros?, han debido pensar. Pronto los catalanes verán perdonadas sus deudas, es decir, se las pagaremos el resto; se unirán a los nacionalistas del norte y conseguirán una financiación privilegiada. Dicen los sociatas que una financiación igual para todos los territorios “sería injusta”. ¿Me lo explican? Ya somos un país de castas. Antes había una, la política. Ahora está la política, la vasca, la navarra, la catalana…

Mientras tanto, España se convierte por primera vez en el país del euro con mayor riesgo de pobreza. No hay quien maquille eso. Sánchez destroza la competitividad española. Caemos al puesto 40 de 67. Hemos bajado 18 posiciones desde 2018… A Venezuela no se llega en un día. Dios creó al mundo en una semana. Es lo que necesita el socialismo para destruirlo.

.
Fondo newsletter