«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. En la batalla cultural. Española por la gracia de Dios.
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. En la batalla cultural. Española por la gracia de Dios.

Estamos a setas o a Rolex

23 de diciembre de 2023

Feijoo escribió este viernes su carta a los Reyes Magos/Sánchez, con tan mala suerte que no tuvo que esperar al 6 de enero para recibir un sonoro no a todas sus peticiones. Tan mal se le dio que, a más a más, que diría Puigdemont, le tenían un vídeo de burla preparado para que lo viera según salía del Congreso de los Diputados, donde tuvo lugar la entrega de la carta.

El líder popular explicó a los medios con todo detalle lo que había pedido y yo de mil amores les hago resumen:

1- En primer lugar, propuso a Sánchez retirar la ley de amnistía, volver a la senda constitucional y le ‘rogó’ no seguir adelante. También expresó su interés por saber cómo van las reuniones que se están llevando a cabo fuera de nuestro país (sobre nuestropaís).

Nota: yo a esto le llamo sana curiosidad. Sánchez le dijo que NO.

2- Núñez pidió a Sánchez que diera marcha atrás con la moción de censura de Pamplona en favor de Bildu.

Nota: el líder del PP había anunciado antes de la reunión que si el presidente del Gobierno no atendía esta petición habría un ‘antes y un después en las relaciones PP-PSOE’. El mundo en vilo ante semejante sentencia. El susodicho dijo otra vez NO, pero en la comparecencia que en estas líneas les relato, Feijoo no dijo rien de rien al respecto.

3- Solicitó el gallego a Sánchez, con gran acierto, por cierto, neutralidad y profesionalidad en las instituciones del Estado, harto de que esto parezca una agencia de colocación del PSOE.

Nota: como el que oye llover.

4- El popular pidió al inquilino monclovita que los medios de comunicación públicos puedan trabajar sin injerencias y que pare el nombramiento del exsecretario de estado como presidente de la Agencia EFE.

Nota: Sánchez dijo NO. Podríamos añadir risas del respetable.

5- Feijoo solicitó al presidente del Gobierno que cese el señalamiento a jueces, junto con las amenazas y los insultos, que no se cuestionen sus sentencias judiciales y que se paralice la comisión de investigación que afecta a los magistrados del TS relacionados con el procés.

Nota: Aunque les parezca mentira, ¡Sánchez dijo que NO!

6- El líder del PP requirió al presidente para que modifique el reglamento del Congreso a fin de que jueces y fiscales no tengan que comparecer en ninguna comisión de investigación para dar cuenta de sus actuaciones jurisdiccionales y esta vez Sánchez no dijo que no, dijo que eso lo condicionaba para el caso de que se llegase a un acuerdo en el tema de la renovación del CGPJ.

Nota: he conocido mercadillos mucho más elegantes.

7- Feijoo salió del Congreso de los Diputado con un único acuerdo: la renovación del CGPJ la controlará un mediador/verificador de la Unión Europea. Me pregunto en qué momento nos hemos convertido en Burundi. Con qué derecho el popular renuncia a que España ejerza su propia oposición como país soberano y cede su tutela a Europa que, por otro lado, ha demostrado que le importamos un pimiento.

Todos los puntos para los que el líder del Partido Popular pidió, que no exigió, es más rogó, a Sánchez un cambio de política son tan graves como para bloquear todo trato con el Gobierno mientras persista —que persistirá— en el golpe a la unidad de España y a la Constitución. No hay otra postura razonable. No puede el Partido Popular poner el grito en el cielo por las políticas descritas en esta columna y después seguir como si no pasara nada. Pactar comisiones con el Gobierno y sus socios, dar la vicepresidencia segunda a Fátima Hamed en la Asamblea de Ceuta, acudir a las reuniones y actos de toda índole sonrientes y alegres como si todo fuera normal no es comprensible. Supongo que el Partido Popular Europeo estará a cuadros viendo el espectáculo español.

El día de la investidura de Sánchez, Feijoo le acusó de forma muy acertada de ser una investidura basada en la corrupción política. ¿Se le ha olvidado? ¿Acaso podemos vivir con ello y normalizarlo? Lo siento, pero millones de españoles no somos capaces de vivir en esa esquizofrenia. Lunes, miércoles y viernes estamos de golpe a la democracia, y el resto es todo normal.

En una legislatura normal existen choques frontales entre gobierno y oposición y luego es muy sano verlos en amor y compaña en cenas y celebraciones, pero es que esta no es una legislatura normal a la luz de la descripción que el propio Feijoo hace en su lista de peticiones.

Si todo lo que sucede es tan grave como dijo el líder popular, ¿va a hacer algo o VOX está solo en la oposición de forma activa?

En una palabra, Sr. Feijoo, ¿estamos a setas o a Rolex?

.
Fondo newsletter