«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. En la batalla cultural. Española por la gracia de Dios.
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. En la batalla cultural. Española por la gracia de Dios.

Las barricadas

13 de enero de 2024

Cuenta José Blasco Ijazo en su Historia de la Prensa zaragozana, que durante los sitios que sufrió Zaragoza en 1808 y 1809, en varias ocasiones se suspendió la publicación del Diario de Zaragoza, tal y como decían las octavillas repartidas por toda la ciudad que rezaban así:

Hoy no se publica el 

DIARIO DE ZARAGOZA

porque los redactores e impresores

se encuentran en las barricadas

defendiendo la ciudad.

Comprendan que leer esta anécdota resulta chocante en estos tiempos. Sin darme cuenta, en una segunda lectura de la octavilla, he leído:

…los redactores e impresores

se encuentran en las barricadas

defendiendo LA LIBERTAD.

Al hacerlo he tenido un recuerdo para esos pocos periodistas que están cada día en la trinchera armados de un micrófono y su talento frente a los monstruos mediáticos –no sólo me refiero al tamaño– y los políticos matones, incultos, de cobardía probada. Abandonados por los compañeros de mesa en las salas de prensa, ninguneados por los portavoces de los partidos chantajistas y enemigos de España, o maltratados por los pachilópez de la vida que, puesto que no tienen ningún argumento ante la cruel realidad de los repugnantes actos que perpetran, pretenden humillarlos y tratarlos como si fueran escoria, acuden cada día a estrellarse contra el muro levantado por los llamados progresistas. Va por vosotros. Gracias. Gracias por no normalizar que España está siendo objeto de un golpe al Estado de Derecho y a la unidad de la nación. Gracias por preguntar lo que los demás no se atreven, y por hacer lo que es propio del periodismo: ser incómodo para el poder.

Después de años de trabajar en estas circunstancias, esta semana, el PSOE –rodillo de libertades– ha tenido la desfachatez de pedir amparo a las asociaciones de prensa contra los que ellos califican como pseudomedios –las marcas que retransmitieron e impulsaron la Nochevieja en Ferraz– para que no puedan trabajar en las instituciones. Es decir, que no puedan entrar en el Congreso, en el Senado ni en los Parlamentos Autonómicos. Qué comodidad. El pseudogobierno que no puede aprobar un real decreto sin interrumpir la sesión para que Junts le apriete la última tuerca, llamando pseudoloquesea a alguien. Mandahuevos, que diría Trillo.

El PSOE, tras la noche de Ferraz, ha reaccionado como si Sánchez fuera un dios ultrajado. El Partido Socialista está sufriendo el síndrome de Kim Jong-un. En España se pueden quemar imágenes del Rey todos los fines de semana, de Abascal ni les cuento, se puede pegar una bofetada a Rajoy, se puede uno de reír de su sombra, pero no me toquen a Sánchez que tenemos a todo un partido mutando en Partido del Trabajo de Corea escandalizado por la mofa que se ha hecho del líder. Menos mal que en España no existe pena capital. 

Como todo esto es poco para el ataque sufrido en Ferraz por Kim Jong-un Sánchez, además de pedir amparo a las asociaciones de la prensa, el Fiscal General del Estado ha enviado el caso de las peligrosísimas uvas de Ferraz a la Audiencia Nacional, para que se haga tremenda justicia a los presentadores y convocantes de tamaña afrenta. Todo normalísimo en tiempos en los que se quiere eliminar el delito de enaltecimiento del terrorismo. Por favor, si alguien sabe dónde está la cámara oculta que me lo diga ya, que me estoy volviendo loca. 

¿Tiene algún recorrido la gilipolluá, que diría Tip? No. Pero es un aviso a navegantes. Teman. Me viene a la cabeza Alfonso Guerra –el que ahora es bueno– cuando dijo aquello de que «el que se mueve no sale en la foto». Pues lo mismo, pero aplicado al periodismo.

Gracias a los periodistas que se atreven a contar las cosas de manera diferente y a ir a las barricadas, en este caso de la libertad. Mi particular gratitud y reconocimiento a mis queridos María Durán, Laura Fernández Cañas y Marcos Ondarra por ser libres además de periodistas y a todos los que cada día mantenéis este compromiso en tiempos oscuros. Honor.

.
Fondo newsletter