«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ÚLTIMO ADIÓS AL PAPA EMÉRITO

Más de 120 cardenales y cerca de 400 obispos, presentes en el funeral de Benedicto XVI

Fotografía de Benedicto XVI. Europa Press

El papa Francisco oficia este jueves junto a más de 120 cardenales, cerca de 400 obispos y casi 4.000 sacerdotes el funeral del papa emérito, Benedicto XVI. En la plaza de San Pedro, según la Prefectura de Roma, se congregan desde primera hora de la mañana más de 60.000 peregrinos.

Por otro lado, más de 1.000 periodistas de más de 30 países se han acreditado para cubrir el funeral de Benedicto XVI.

La ceremonia está previsto que sea solemne, pero sobria, respetando así la voluntad del difunto. La Santa Sede solo ha invitado oficialmente a las delegaciones de gobierno y presidencia de Italia y Alemania, patria de Joseph Ratzinger, así como a todo el cuerpo diplomático. Así, está previsto que al menos media docena de obispos españoles asistan al funeral entre ellos, el presidente, vicepresidente y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.

Este miércoles, una vez que cerraron las puertas de la basílica de San Pedro, se comenzó a preparar el cuerpo para el sepelio. Amigos íntimos de Benedicto XVI, entre ellos su secretario personal, Georg Gänswein, quien ha permanecido a su lado todos estos años, estuvieron presentes velando sus restos mortales.

El funeral sigue el mismo rito que el de un pontífice reinante –como el de san Juan Pablo II, que se realizó según el rito ‘Ordo exequiarum Romani Pontificis’, tal como lo establecía la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis (1996)–, aunque con algunos cambios. «A grandes rasgos, el rito respeta lo que se sigue en un funeral de un Sumo Pontífice», precisó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

.
Fondo newsletter