'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Crítica de ‘Mad Max: Furia en la carretera’: Borrachera ‘off road’

Punk, exuberante, salvaje. Imaginen al auditorio del festival de Cannes de 2015 vitoreando Mad Max: Furia en la carretera, la secuela de la saga de acción apocalíptica de George Miller, y se harán una idea del “boom” de este rarísimo blockbuster. Tres décadas después de “Más allá de la cúpula del trueno” (1985), el cineasta vuelve al desierto con una cuarta entrega calculadamente caótica, apoyada en un inteligente guión y una deslumbrante fotografía que la ha situado como una de las grandes películas de acción del año.

La cuarta entrega de Mad Max es un western salvaje en el que Max, interpretado por un poco locuaz y primitivo Tom Hardy, recorre el desierto a bordo de un camión con la carismática y verdadera estrella de la película, Furiosa (Charlize Theron) y un grupo de mujeres que huyen de un gobierno salvaje. Con el rey déspota y su cohorte esquizofrénica, pisan los talones al grupo de disidentes en busca de la captura de las mujeres, las últimas de la especie capaces de engendrar una nueva generación.

/p>

La huida de un punto A a un punto B y el regreso al punto A hacen de Mad Max: Furia en la carretera un western completamente bañado en un estilo punk en el que caben todo tipo de licencias, desde su estética hasta su ritmo, tan rápido como haber pisado a fondo el acelerador. La acción se sustenta sobre un guión crítico que, como sucede en las buenas distopías, introduce un potente mensaje sobre nuestro tiempo sujeto a la interpretación.

Tom Hardy recoge el testigo de Mel Gibson con una notable interpretación que queda, sin embargo, eclipsada por su compañera, Charlize Theron, que sobresale con un carisma y un liderazgo que marca de forma muy favorable la película.

Ruidosa y extraña, Mad Max: Furia en la carretera, es una película tan chocante como vertiginosa que, tras superar el estupor inicial que genera en los novatos de este universo alternativo, consigue atrapar en su borrachera. Sin duda, una curiosa ventana del cine de acción que rompe moldes y por la que merece la pena asomarse.

Puntuación: 4/5

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter