'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Crítica: ‘The Amazing Spiderman 2’, el mejor Hombre Araña (****)

El universo de Marvel es una fábrica de oro que parece mejorarse con cada película. ‘The Amazing Spiderman 2: El Poder de Electro’ ofrece todo lo que se podría esperar del Hombre Araña: un Peter Parker cómodo en su papel de Spiderman, un elenco de actores con química y dos horas de acción contra nada más y nada menos que tres villanos. Es precisamente en este último aspecto en el que ‘The Amazing Spiderman 2’ flaquea: tres villanos son muchos y acaban enredando su guión. Aún así, la película no decepciona y supera a su predecesora con muchas más emociones que sientan las bases de la tercera parte.

/p>

La película comienza echando una vista atrás en el tiempo y ahonda en las raíces de la familia de Peter Parker (Andrew Garfield). Desde el primer momento, ‘The Amazing Spiderman 2’ muestra de forma clara su intención de traer el pasado al presente para explicar quién es Spiderman y por qué es tan importante que desvele el misterio del abandono de sus padres. Da así pie a un superhéroe que, además de centrarse en su papel de salvador de la ciudad, tiene dificultad para afrontar su pasado y comienza a entender que nada sucede por casualidad. A su vez, su relación con Gwen Stacy (Emma Stone) se resiente después de que Peter comience a pensar que estar con ella es un error que la pone en peligro.

e la mano del pasado vuelve a Nueva York el que fue su mejor amigo, Harry Osborn (Dane Dehaan), que asiste a la muerte de su padre y se convierte en el heredero de industrias Oscorp –también conocida como la fábrica de villanos-. Y eso no puede traer nada bueno, ya que poco después descubre que tiene una enfermedad congénita que sólo puede curarse de una forma: inyectándose la sangre de Spiderman. A pesar de que Harry Osborn es el antagonista más esperado de la película, ‘The Amazing Spiderman 2’ sostiene al menos la primera mitad de su metraje en el villano que da nombre a la secuela, Electro (Jamie Foxx). El personaje, a quien podemos llegar a tener simpatía por lo humano que resulta, se convierte en un monstruo que atrae toda la electricidad de la ciudad después de haber sido una persona invisible hacia los demás durante toda su vida. Para llevar a cabo su plan de matar al único que puede robarle el protagonismo, Spiderman, se une a Harry Osborn y juntos siembran el caos en la Gran Manzana.

‘The Amazing Spiderman 2’ podría ser una película de transición, pero es mucho más que eso. Si en la primera conocimos al nuevo Spiderman del director Marc Webb, en esta nueva entrega Peter Parker se siente cómodo en su papel. Lejos de mostrar a un protagonista que se centra en luchar contra el crimen, el filme muestra a un superhéroe que antes que Spiderman es Peter Parker, con sus temores a la pérdida de sus seres queridos y un pasado a cuestas que no logra superar. Los villanos tampoco nacieron villanos: Electro surge desde la obsesión por un reconocimiento que nunca ha logrado, mientras que Harry Osborn busca su modo de sobrevivir llevándolo a sus últimas consecuencias.

/p>

La relación entre los personajes es, precisamente, el punto fuerte de la película. Es un elenco que funciona. La historia de amor entre los personajes de Andrew Garfield y Emma Stone sostiene sin fallos ‘The Amazing Spiderman 2’, aunque quizás es Dane Dehaan el que se convierte en la gran revelación de la película con su interpretación de un sólido Harry Osborn/Duende Verde que acaba eclipsando irremediablemente al Electro de Jamie Foxx. Por su parte, Garfield aporta frescura a la saga con un Spiderman correcto que se nota más seguro y que sigue intercalando los característicos momentos de humor del cómic y que, de nuevo, no decepcionan.

Sin embargo, mientras que ‘The Amazing Spiderman 2’ luce sus efectos especiales con sucesivas escenas de acción que no dejan decaer el ritmo en ningún momento, es aquí donde radica el punto débil de la película. Dos villanos –incluso tres, aunque el tercero lo vemos hacia el final de la película- llegan a ser demasiados, y el filme acaba pierdiéndose entre la acción, que parece no seguir un rumbo fijo. La (tormentosa) relación entre Peter y Gwen, el amenazante Electro, la conversión de Harry Osborn en el Duende Verde o el trágico final de los padres de Spiderman para proteger a su hijo de un secreto parecen demasiadas historias para una sola película que da la impresión de tener un guión que también acaba perdiéndose entre sus tramas. 

A pesar de todo, ‘The Amazing Spiderman 2’ muestra al mejor Spiderman hasta la fecha. Con más furia, más velocidad y más audaz, se perfila como un nuevo ‘taquillazo’ del cine de superhéroes en todo el mundo. 

Puntuación: 7,5/10

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter