«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Boletín de Coyuntura de Burgos confía en una mejora a lo largo del año

El crecimiento de la economía de Burgos se consolida pero a un ritmo inferior al nacional, según el Boletín de Coyuntura Económica de junio de 2017 que elabora la Fundación Caja Rural y la Universidad de Burgos (UBU). El coordinador del Boletín, José María Calzada, aseguró hoy que según el indicador sintético de la economía burgalesa (Crisebu), se estima que en los primeros trimestres de 2017 el crecimiento del PIB local se moverá en torno del 0,4 por ciento, que en tasa ‘anualizada’ supone un 1,7 por ciento. “En principio es muy inferior a la nacional”, dijo, si bien advirtió de que “suele mejorar y aproximarse al crecimiento nacional en los últimos trimestres del año”.
Asimismo, expuso que con datos de cotizantes a la Seguridad Social, en España en el último año (datos a junio de 2017) se han creado 673.000 puestos de trabajo (5,5 por ciento) con lo que suma 2,09 millones de cotizantes (12,4 por ciento) en los últimos cuatro años. Mientras que, según apuntó, en Burgos los cotizantes a la Seguridad Social en 2017 se incrementaron en 3.625 cotizantes (3,3 por ciento) con lo que acumula 10.043 cotizantes (7,4 por ciento) desde 2014. “Aunque son datos muy positivos son inferiores a la media nacional”, sostuvo.
Al mismo tiempo, Calzada destacó la “buena evolución” del sector industrial, con crecimientos relativos superiores al experimentado en el resto de los sectores económicos. “Son datos esperanzadores porque pueden ser indicativos de un crecimiento más sólido que el vivido en etapas anteriores”, manifestó.
Sin embargo, resaltó un dato que consideró “preocupante”, que es la evolución de los cotizantes autónomos. Así, mantuvo que al contrario de lo que sucede a nivel nacional, “que presenta un moderado incremento en el último año y un incremento significativo desde que se inició la recuperación”, precisó, en Burgos y en Castilla y León ha caído el número de trabajadores autónomos.
El informe también recoge el “grave problema poblacional” de Burgos que “condiciona todas las magnitudes económicas”, especialmente, las del mercado laboral. Así, Calzada resaltó que “la consideración de cifras económicas y/o sociales de forma aislada y sacar conclusiones en función de ellas es un ejercicio muy arriesgado y poco prodente, pudiendo dar lugar a visiones manipuladoras y distorsionadas de la realidad”.
En este sentido, manifestó que contextualizando la evolución poblacional, el mercado laboral con el conjunto de la economía provincial y de acuerdo con el análisis que se realiza en este informe, la economía de Burgos desde el inicio de la recuperación (comienzos de 2014) “no es la campeona nacional” en generación de actividad económica y empleo sino que “su economía “está saliendo de la crisis a una velocidad muy inferior a la media nacional y en consonancia con el conjunto de la economía regional”.
En este sentido, aseguró que la baja tasa de desempleo en Burgos (la tasa más baja de España, con un 10,22 por ciento) se explica “por desgracia”, precisó, por “la desfavorable evolución poblacional” de la provincia en la que desde 1989 mueren cada año más personas de las que nacen. “La excelente tasa de paro encubre un ajuste por la parte del denominador común, donde se incluye la población activa, que es la negativa evolución de los datos demográficos en la provincia”, agregó el director general de Cajaviva Caja Rural, Ramón Sobremonte.
En este punto, Calzada indicó que en este trabajo se da una visión “más completa” de la realidad del mercado laboral en la provincia de Burgos, para lo cuál se analizan las distintas variables del mismo, la evolución en el tiempo y se ponen en relación con variables poblacionales. Así, apuntó que la evolución de la población en Burgos y en Castilla y León es el “principal problema socio económico” por el prolongado proceso regresivo desde mediados del siglo XX.
Además, agregó que el problema poblacional fundamental es la emigración, especialmente la emigración interior; que la evolución de la población en edad de trabajar ha seguido una evolución similar a la evolución de la población; y que la evolución del empleo en Burgos ha estado por debajo de la evolución del mismo a nivel nacional, con independencia de la fuente utilizada.
TEMAS |
.
Fondo newsletter