«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Caja Rural de Zamora obtiene un beneficio neto de 16,5 millones

El director general de Caja Rural de Zamora, Cipriano García (d), y el presidente, Nicanor Santos Rafael, presentan el balance de la entidad
Caja Rural de Zamora alcanzó en 2017 un beneficio después de impuestos de 16,5 millones de euros, es decir, un 53,6 por ciento más que el registrado en el ejercicio de 2016, según los datos del balance presentados hoy en la sede central de la cooperativa de crédito.
“Hemos sido capaces un año más de dar la dimensión y protagonismo suficiente a una entidad como la nuestra. Este modelo de banca local y de cercanía que representamos funciona, se fortalece y se expande cada año. En 2017 abrimos una oficina urbana en León y otra en Valladolid, donde llevamos unos años de recorrido e introducción”, señaló el director general de la cooperativa de crédito, Cipriano García. “Las ratios de solvencia y eficiencia han sido superiores a la media del sistema financiero. Seguimos siendo una entidad cada vez más solvente y con una eficiencia sumamente competitiva”, destacó, en alusión a una solvencia que se situó a 31 de diciembre de 2017 en el 14,5 por ciento y que, tras la aprobación de cuentas, subirá hasta el 15,7 por ciento.
La ratio de eficiencia alcanzó el 44,2 por ciento, lo que coloca a Caja Rural de Zamora entre las entidades con mayor eficiencia del sistema financiero español. “El aumento del negocio del diez por ciento ha supuesto alcanzar los 3.121 millones de euros. En un año, hemos sido capaces de tener ese incremento y es de reseñar”, rubricó. “La entidad ha aportado a la economía provincial 529 millones, lo que supone en operaciones de préstamos un 31,4 por ciento más que el año anterior”, detalló.
Por lo que se refiere a la tasa de morosidad, “un aspecto crítico para las entidades financieras”, la cooperativa de crédito registró un 6,4 por ciento, “significativamente inferior a la del sistema financiero, debido a la menor exposición relativa de nuestra entidad al sector inmobiliario”, según incidió.
Caja Rural de Zamora experimentó un incremento del dos por ciento en la cuota de mercado de la provincia y, respecto a los depósitos bancarios, aumenta ocho décimas en comparación con 2016. “Es un impulso importante porque la introducción cada vez mayor en la provincia indica que es la que más está contribuyendo al posible desarrollo de la provincia”, anotó. “Hemos constituido el 45,5 por ciento de los saldos hipotecarios en la provincia de Zamora. Lo importante es la trayectoria que venimos manteniendo durante los últimos ocho años”, precisó.
La inversión crediticia productiva aumentó un 11,2 por ciento, frente a la tasa de 2016, que fue del 6,1 por ciento; los recursos gestionados crecieron en 2017 un 9,8 por ciento y los recursos propios apuntan a los 184 millones de euros, incluyendo las dotaciones adicionales de reservas efectivas que se realizará en la Asamblea General de socios, lo que supone un aumento del 15,2 por ciento. “Este dato consolida nuestra posición financiera y patrimonial y nos permite afrontar con mayor confianza nuevos proyectos para los próximos ejercicios”, apuntó.
La Fundación Caja rural de Zamora, como “el eje fundamental en torno al cual gira nuestra actividad”, tiene una función “prioritaria” y la entidad ha promovido “fuertes dotaciones” al Fondo de Educación y Promoción, con un montante global de 3,4 millones de euros para 2018, es decir, un 57 por ciento más que el presupuesto del año pasado.
Caja Rural de Zamora cuenta con 47.100 socios y un total de 231 cooperativas están asociadas a la entidad, que da trabajo a 262 personas en su red de 89 oficinas repartidas por las provincias de Zamora, León, Valladolid y Orense. “Estos resultados nos llenan de orgullo y nos comprometen en mayor medida en el futuro. 2017 ha sido un año de gran empuje, esfuerzo, trabajo y afán de superación, Hemos consolidado un balance de crecimiento con los firmes pilares de nuestro modelo tranquilo y solvente”, señaló el presidente de Caja Rural de Zamora, Nicanor Santos.
“Caja Rural, humilde en su esencia, se consolida en Zamora y aumenta su crecimiento a los territorios donde implantamos nuestra banca de cercanía, confianza y profesional. Tengo que agradecer públicamente la fidelidad de nuestros socios y clientes. Gracias a ellos podemos decir que el resultado económico de 2017 refleja la fortaleza y expansión del único modelo de banca local y de cercanía: el modelo de las cajas rurales”, concluyó.
TEMAS |
.
Fondo newsletter